NUTRICIÓN. Cómo alimentar a una población en crecimiento con alimentos saludables sin arruinar el planeta

Cómo alimentar a una población en crecimiento con alimentos saludables sin arruinar el planeta

 

Para muchos de nosotros, una mejor dieta significa comer más frutas y verduras. iStock , CC BY-NC

13 marzo 2024.- Si realmente queremos alimentar a la creciente población mundial con alimentos saludables y no arruinar el planeta, debemos acostumbrarnos a un nuevo estilo de alimentación. Esto incluye reducir nuestro consumo occidental de carne y azúcar en aproximadamente un 50% y duplicar la cantidad de nueces, frutas, verduras y legumbres que consumimos.

Estos son los hallazgos de la Comisión EAT-Lancet , publicados el pasado mes de enero. La Comisión reunió a 37 destacados expertos en nutrición, agricultura, ecología, ciencias políticas y sostenibilidad ambiental, de 16 países.

Durante dos años, mapeamos los vínculos entre los alimentos, la salud y el medio ambiente y formulamos objetivos globales para dietas saludables y producción sostenible de alimentos. Esto incluye cinco estrategias específicas para lograrlos a través de la cooperación global.

En este momento, producimos, enviamos, comemos y desperdiciamos alimentos de una manera que resulta perjudicial tanto para las personas como para el planeta, pero podemos invertir esta tendencia.

¿Qué está pasando con nuestro suministro de alimentos?

Casi mil millones de personas carecen de alimentos suficientes, pero más de dos mil millones sufren de obesidad y enfermedades relacionadas con los alimentos, como diabetes y enfermedades cardíacas.

Los alimentos que causan estas epidemias de salud, combinados con la forma en que producimos nuestros alimentos, están llevando a nuestro planeta al borde del abismo.

Un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero que impulsan el cambio climático provienen de la producción de alimentosNuestro sistema alimentario global conduce a una gran deforestación y a la extinción de especies, al tiempo que agota nuestros océanos y recursos de agua dulce.

Para empeorar las cosas, perdemos o tiramos alrededor de un tercio de todos los alimentos producidos. Eso es suficiente para alimentar cuatro veces al año a los hambrientos del mundo.

Al mismo tiempo, nuestros sistemas alimentarios están en riesgo debido a la degradación ambiental y el cambio climáticoEstos sistemas alimentarios son esenciales para proporcionar alimentos diversos y de alta calidad que todos consumimos todos los días.

Un nuevo enfoque radical

Para mejorar la salud de las personas y del planeta, hemos desarrollado una “dieta de salud planetaria” que es aplicable globalmente (independientemente de su origen geográfico, económico o cultural) y adaptable localmente.

La dieta es un enfoque “flexitarista” de la alimentación. Se compone principalmente de verduras y frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos y aceites insaturados. Incluye carne, lácteos y azúcar de alta calidad, pero en cantidades muy inferiores a las que se consumen en muchas sociedades más ricas.

Muchos de nosotros necesitamos comer más verduras y menos carne roja. Joshua Resnick/Shutterstock

La dieta de salud planetaria consta de:

  • verduras y frutas (550 g por día por día)
  • cereales integrales (230 gramos por día)
  • productos lácteos como leche y queso (250 g por día)
  • Proteína procedente de plantas, como lentejas, guisantes, nueces y alimentos de soja (100 gramos por día).
  • pequeñas cantidades de pescado (28 gramos por día), pollo (25 gramos por día) y carnes rojas (14 gramos por día)
  • huevos (1,5 por semana)
  • pequeñas cantidades de grasas (50 g al día) y azúcar (30 g al día).

Por supuesto, algunas poblaciones no obtienen suficientes alimentos de origen animal necesarios para el crecimiento, el desarrollo cognitivo y la nutrición óptima. Los sistemas alimentarios de estas regiones deben mejorar el acceso a dietas saludables y de alta calidad para todos.

El cambio es radical pero alcanzable, y es posible sin ninguna expansión del uso de la tierra para la agricultura. Este cambio también nos permitirá reducir la cantidad de agua utilizada durante la producción, al tiempo que reduciremos el uso y la escorrentía de nitrógeno y fósforo. Esto es fundamental para salvaguardar los recursos terrestres y oceánicos.

Para 2040, nuestros sistemas alimentarios deberían comenzar a absorber las emisiones de gases de efecto invernadero, en lugar de ser un emisor neto. Las emisiones de dióxido de carbono deben reducirse a cero, mientras que las emisiones de metano y óxido nitroso deben mantenerse bajo control.

Cómo alcanzar el objetivo

La comisión describe cinco estrategias implementables para una transformación alimentaria:

1. Hacer de las dietas saludables la nueva normalidad, sin dejar a nadie atrás

Hacer que el mundo adopte dietas saludables, sabrosas y sostenibles invirtiendo en mejor información sobre salud pública e implementando políticas de apoyo. Comience con los niños: pueden suceder muchas cosas cambiando las comidas escolares para formar hábitos saludables y sostenibles desde el principio.

Es necesario restringir los puntos de venta de alimentos no saludables y su comercialización . También se debe alentar a los mercados informales y a los vendedores ambulantes a vender alimentos más saludables y sostenibles.

2. Cultivar lo que es mejor para las personas y el planeta

Realinear las prioridades del sistema alimentario para las personas y el planeta para que la agricultura se convierta en un importante contribuyente al desarrollo sostenible en lugar de ser el mayor impulsor del cambio ambiental. Ejemplos incluyen:

  • Incorporación de residuos agrícolas orgánicos al suelo.
  • Reducir drásticamente la labranza donde el suelo se remueve y se agita para prepararlo para los cultivos.
  • Invertir más en agrosilvicultura , donde se cultivan árboles o arbustos alrededor o entre cultivos o pastizales para aumentar la biodiversidad y reducir la erosión.
  • producir una gama más diversa de alimentos en sistemas agrícolas circulares que protejan y mejoren la biodiversidad, en lugar de cultivar cultivos individuales o ganado.

La medida del éxito en esta área es que la agricultura algún día se convierta en un sumidero de carbono, absorbiendo dióxido de carbono de la atmósfera.

La tecnología puede ayudarnos a hacer un mejor uso de nuestras tierras de cultivo. Shutterstock

3. Producir más alimentos adecuados, con menos

Pasar de producir “más” alimentos a producir “mejores alimentos”.

Esto significa utilizar prácticas “ agroecológicas ” sostenibles y tecnologías emergentes, como aplicar microdosis de fertilizante mediante tractores guiados por GPS, o mejorar el riego por goteo y utilizar fuentes de alimentos resistentes a la sequía para obtener más “cosecha por gota” de agua.

En la producción animal, reformular los piensos para hacerlos más nutritivos nos permitiría reducir la cantidad de cereales y, por tanto, de tierra necesaria para la alimentación. También se están desarrollando aditivos alimentarios como las algas. Las pruebas muestran que estos pueden reducir las emisiones de metano hasta en un 30%.

También debemos reorientar los subsidios y otros incentivos hacia cultivos actualmente insuficientemente producidos que sustentan dietas saludables (en particular, frutas, verduras y nueces) en lugar de cultivos cuyo consumo excesivo genera mala salud.

4. Salvaguardar nuestra tierra y nuestros océanos

Básicamente, no hay tierra adicional de sobra para una mayor expansión agrícola. Las tierras degradadas deben ser restauradas o reforestadas. Las estrategias específicas para frenar la pérdida de biodiversidad incluyen mantener la mitad de la superficie terrestre mundial actual para la naturaleza, mientras se comparte el espacio en las tierras cultivadas.

Lo mismo se aplica a nuestros océanos. Necesitamos proteger los ecosistemas marinos de los que depende la pesca. Las poblaciones de peces deben mantenerse en niveles sostenibles, mientras que la acuicultura –que actualmente proporciona más del 40% de todo el pescado consumido– debe incorporar una “producción circular”. Esto incluye estrategias como la obtención de alimentos ricos en proteínas a partir de insectos cultivados a partir de desechos de alimentos.

5. Reducir radicalmente las pérdidas y el desperdicio de alimentos

Necesitamos reducir a más de la mitad nuestras pérdidas y desperdicio de alimentos.

Una mala programación de la cosecha, una manipulación descuidada de los productos y una refrigeración y almacenamiento inadecuados son algunas de las razones por las que se pierden alimentos. Del mismo modo, los consumidores deben empezar a tirar menos comida. Esto significa ser más consciente de las porciones, una mejor comprensión por parte del consumidor de las etiquetas de “consumir antes” y “caducidad” y aprovechar las oportunidades que ofrecen las sobras.

Los sistemas alimentarios circulares que innovan en nuevas formas de reducir o eliminar el desperdicio mediante la reutilización también desempeñarán un papel importante y, además, abrirán nuevas oportunidades comerciales.

Para que se produzca una transformación significativa, todos los niveles de la sociedad deben participar, desde los consumidores individuales hasta los formuladores de políticas y todos los integrantes de la cadena de suministro de alimentos. Estos cambios no se producirán de la noche a la mañana y no son responsabilidad de un puñado de partes interesadas. Cuando se trata de alimentación y sostenibilidad, todos estamos en la mesa de decisiones.

COMENTARIOS

Nombre

actualidad,981,ADN,2,agenda,3,agricultura,111,agujeros negros,4,ALCINE,1,alergia,5,alzheimer,66,anemia,1,animales,112,ARNm,1,arqueologia,81,artrosis,1,aspirina,1,astronomia,141,atrofia muscular espinal,1,audiovisual,194,autismo,16,avuelapluma,7,BIC,3,biodiversidad,33,biotecnología,14,BIP,1,calefacción,1,calentamiento global,5,cambio climático,57,cancer,180,cannabis,1,CAR-T,6,carnavales_2024,15,cemento,1,ciencia,409,cine,90,CO2,3,colesterol,3,compromiso179,8,computación cuántica,2,contaminación,16,convocatoria,47,COP28,5,covid-19,113,CRISPR,2,cultura,206,cultura_alcala,17,cultura_guadalajara,1,cultura_torrejon,1,danza,10,deal,62,demencia,5,deportes,278,depresión,4,diabetes,58,dieta,1,economia,371,economia_empleo,113,economia_negocios,354,economia_sociales,68,economia_vivienda,71,edición genética,8,elecciones,1,elecciones_partidos,8,elecciones_UE2024,1,elecciones2023,78,elecciones2023_alcala,6,elecciones2023_coslada,1,elecciones2023_guadalajara,31,elecciones2023_madrid,7,elecciones2023_torrejon,24,elecciones2023_villalbilla,3,empleo,18,energia,839,energía nuclear,4,energía solar,30,energia_almacenamiento,4,energia_eolica,4,energías renovables,91,enigmas,141,ensayos,3,enseñanza,1,envejecimiento,3,epigenética,1,epilepsia,2,esclerosis,19,esnoticia,3308,esnoticia_alcala,775,esnoticia_anchuelo,1,esnoticia_coslada,316,esnoticia_guadalajara,365,esnoticia_madrid,1325,esnoticia_sanfernando,160,esnoticia_torrejon,371,esnoticia_villalbilla,67,espacio,3,europa,4,eventos,26,exposiciones,43,FITUR_2023,18,FITUR_2024,16,FIVE,1,formacion,20,gastronomia,42,geología,1,glioblastoma,1,gripe aviar,1,hidrógeno verde,24,hispanidad,1,historia,164,historias,359,horteralia,1,inmigración,1,inmunoterapia,43,inteligencia artificial,89,James Webb,5,laboral,23,libros,148,malaria,1,mayas,1,medicamentos,21,medioambiente,321,melanoma,1,micenas,1,microplásticos,4,miocarditis,1,mitosyleyendas,58,motor,525,motor_electricos,130,motor_hibridos,74,motor_innovacion,62,motor_mercado,138,motor_noticias,136,movilidad,9,mujer,1,museos,2,musica,24,naturaleza,126,Navidad2023,52,neurociencia,24,nocturia,1,nutricion,132,nutrición,4,obesidad,8,opinión,184,osteoartritis,1,parkinson,22,peliculas,35,permanente,1,personajes,90,plantas,34,poesia,40,polen,2,presupuestos2024,1,prime,66,psicologia,1,relatos,2,robótica,26,sal,1,salud,627,salud dental,12,salud mental,11,semana_santa,15,sueño,2,teatro,17,tecnologia,231,terremotos,1,tradiciones,66,transporte,1,turismo,239,universo,7,vacunas ARN,2,vidasaludable,139,video,34,VIH,2,
ltr
item
La Crónica del Henares: NUTRICIÓN. Cómo alimentar a una población en crecimiento con alimentos saludables sin arruinar el planeta
NUTRICIÓN. Cómo alimentar a una población en crecimiento con alimentos saludables sin arruinar el planeta
Cómo alimentar a una población en crecimiento con alimentos saludables sin arruinar el planeta
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEh-TlXYvBnC9pvJ1U0lPmvU-p7IrKdxGCPFVxx3KqpbJ2DrLbISf6c_Q6qv26kSC14TeC9_JAfW8DrwYJPtWurcJWDuVkH__FLshhyjVEFKxcGXqyAx1yupJrEGoesY3rmtdWh-mXxmRvJLYXd5GvaO-HtgQ3fs3YsjTIST-EJ5okawlSZWSuc-D0uP_b1m/s320/salud.jpg
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEh-TlXYvBnC9pvJ1U0lPmvU-p7IrKdxGCPFVxx3KqpbJ2DrLbISf6c_Q6qv26kSC14TeC9_JAfW8DrwYJPtWurcJWDuVkH__FLshhyjVEFKxcGXqyAx1yupJrEGoesY3rmtdWh-mXxmRvJLYXd5GvaO-HtgQ3fs3YsjTIST-EJ5okawlSZWSuc-D0uP_b1m/s72-c/salud.jpg
La Crónica del Henares
https://www.cronicadelhenares.com/2024/03/opinion-como-alimentar-una-poblacion-en.html
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/2024/03/opinion-como-alimentar-una-poblacion-en.html
true
5995595061750506997
UTF-8
Cargar todos los posts No se encuentra Ver todo Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Relacionados Etiqueta ARCHIVO BUSCAR Todos los posts No se encuentra INICIO Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto hace $$1$$ minutos hace 1 hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Siguen THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Tabla de contenidos