PERSONAJES. Sabbatai Sevi: El Mesías perdido

Sabbatai Sevi: El Mesías perdido

 

Sabbatai Sevi, grabado a partir de un aguafuerte del siglo XVII, de la Enciclopedia judía Brockhaus y Efron, 1910-13. Dominio publico.

En el siglo XVII se difundió la noticia de que finalmente había llegado el mesías judío. Al cabo de un año se había convertido al Islam. ¿Quién era él y qué había sucedido?

30 marzo 2024.- A finales de 1665, la comunidad judía de Venecia quedó asombrada al saber que su tan esperado mesías había llegado y vivía con su esposa en Esmirna.

En cualquier otro momento, habrían recibido la noticia con incredulidad. Después de todo, había mucha gente que había afirmado ser el mesías antes. De hecho, incluso ellos mismos habían visto uno. Un poco más de 100 años antes, habían expulsado a un enano de piel oscura llamado David Reubeni que había tratado de engañarlos con historias sobre su "reinado". Pero éste, Sabbatai Sevi, era diferente.

Tiempos extraños

Sabbatai no era un candidato obvio. Hijo de un próspero comerciante de Esmirna (la actual Esmirna), había mostrado pocos signos de piedad o erudición en su juventud. En la ieshivá había sido, en el mejor de los casos, un estudiante promedio. Lo único que le interesaba era la Cabalá, una forma de misticismo judío; pero incluso en este sentido, no había nada que sugiriera que fuera especial, y mucho menos que fuera ungido por Dios.

Sin embargo, tiempos extraños llaman a personas inesperadas. La diáspora judía estaba sumida en una agitación espiritual. Aunque en algunas partes de Europa –como Venecia y Amsterdam– los judíos vivían en relativa seguridad, en otros lugares se estaba desatando una nueva ola de persecución. En Polonia-Lituania –antaño el Paradisus Iudaeorum– más de 100.000 judíos fueron masacrados en el levantamiento de Khmelnytsky. Esto condujo a un auge del milenarismo. Los judíos de todas partes pusieron su fe en un "gran cambio" cuando todo mejoraría. Algunos, inspirados por un pasaje del Zohar, incluso creyeron que 1648 era el año en que el Mesías conduciría a los judíos a la salvación.

Y así resultó, al menos según los hagiógrafos de Sabbatai. Una noche, a principios de 1648, Sabbatai caminaba en meditación solitaria en las afueras de Esmirna cuando escuchó una voz que gritaba: 

'Tú eres el salvador de Israel... estás destinado a redimir a Israel, a reunirlo de los cuatro confines de la tierra en Jerusalén'.

Al principio, Sabbatai estaba demasiado aterrorizado para contarle lo sucedido a nadie más que a su familia y amigos. Pero a partir de ese momento todo su comportamiento cambió. Según uno de sus amigos, parecía envuelto en una luz etérea. Comenzó a pronunciar el nombre de Dios, tradicionalmente prohibido a todos excepto al Sumo Sacerdote de Israel, e incluso ordenó al sol que se detuviera en el cielo. Esto era demasiado extraño –demasiado blasfemo– para pasar desapercibido para las autoridades rabínicas. En algún momento entre 1651 y 1654, lo desterraron de Esmirna.

Así comenzaron los largos años de vagabundeo de Sabbatai. Dejando la ciudad sola, viajó a través de Asia Menor y Grecia. Después de una breve estancia en Salónica – donde se 'casó' con la Torá en un banquete – se dirigió a Estambul. Luego regresó a Esmirna por un tiempo, antes de viajar a través de Rodas hasta Egipto.

Escenas de la vida de Sabbatai Sevi, c. 1685. Museo Histórico Joods. Dominio publico.


Poco después de su llegada, a principios de 1662, Sabbatai conoció a Rafael José, el chelebi ("señor") de los judíos egipcios. José se había hecho enormemente rico como funcionario otomano, pero también era profundamente piadoso. Era famoso por vestir cilicio debajo de la ropa y azotarse hasta sangrar. El ascetismo de Sabbatai le atraía, hasta tal punto que tomó al extraño joven bajo su protección.

Sabbatai, sin embargo, todavía estaba inquieto. Después de unos pocos meses en Egipto, partió de nuevo hacia Palestina. Permaneció allí durante aproximadamente un año, exhibiendo todas sus debilidades habituales. Su encanto natural, sin embargo, le granjeó muchos amigos. Llegaron a confiar tanto en él que, en 1663, le pidieron que intercediera ante José para que los ayudara con sus impuestos. No necesitaba preguntar dos veces.

Al llegar a El Cairo a principios de 1664, Sabbatai era un hombre cambiado. Quizás gracias a la bondad que había encontrado en Palestina, estaba más tranquilo, más a gusto. Había decidido poner fin al comportamiento absurdo que tantos problemas le había causado en el pasado y vivir con sencillez, como rabino entre otros.

Esposa y profeta

Allí, la historia de Sabbatai podría haber terminado de no haber sido por dos extraños acontecimientos. 

El primero fue su matrimonio. Más tarde, esto quedó tan envuelto en leyendas que es difícil establecer exactamente qué sucedió. De su esposa, Sarah, poco se puede decir con certeza. Nacida en una familia judía en Galicia, en la Polonia moderna, es posible que se haya visto obligada a convertirse al cristianismo cuando era niña. Sin embargo, después del levantamiento de Khmelnytsky, su familia huyó a Amsterdam. Allí se prostituyó y empezó a tener extraños delirios. Se convenció "de que se casaría con el rey mesiánico". Naturalmente, todos se rieron de ella, pero ella no se dejó sacudir y se dirigió a Livorno. Finalmente la noticia llegó a Sabbatai en El Cairo. Esto volvió a despertar algo en él. Convencido de que estaba destinado a casarse con una "esposa de prostitución" en cumplimiento de la profecía, envió a buscarla inmediatamente y se casó con ella tan pronto como llegó.

Algunas tradiciones sostienen que fue Sara quien animó a Sabbatai a perseguir sus pretensiones mesiánicas. Pero fue el segundo imprevisto el que resultó decisivo. En aquel tiempo había en Palestina un hombre llamado Natán de Gaza. Hijo de un destacado rabino, Nathan era un erudito talentoso, con una mente brillante y un profundo conocimiento de la Cabalá. A finales de febrero o principios de marzo de 1665 tuvo una visión durante la cual se le reveló no sólo que era un profeta, sino también que un hombre llamado Sabbatai Sevi –de quien nunca había oído hablar– era el mesías.

Sabbatai Sevi, "El rey de los judíos", y Natán de Gaza, "El profeta de los judíos", c. 1666. Biblioteca Nacional de Israel. Dominio publico.


Poco después llegaron a Egipto informes sobre la visión de Natán. Intrigado, Rafael José envió emisarios para obtener más información. Al principio, nadie parece haber mencionado el nombre de Sabbatai en relación con el "profeta", pero cuando Sabbatai se enteró de lo sucedido abandonó su trabajo y se dirigió directamente a Gaza. No está claro por qué lo hizo. Relatos posteriores sugieren que, lejos de buscar validación, esperaba encontrar la paz. Pero cuando los dos se conocieron, todo eso cambió. Inmediatamente, Natán cayó al suelo y saludó a Sabbatai como el salvador. Sabbatai se mostró cauteloso. Incluso se rió. Pero al final lo convencieron.

Todos los sueños mesiánicos de Sabbatai ahora salen a la luz. A finales de mayo de 1665 se reveló en un servicio de oración en Jerusalén. Con Natán, su "profeta", a su lado, la congregación aceptó fácilmente su "reinado"; comenzó su era mesiánica. Su grupo de seguidores creció rápidamente. Lo llamaron Amirah, acrónimo hebreo que significa "nuestro Señor y Rey, Su Majestad". No todos estaban convencidos. Las autoridades rabínicas se escandalizaron. Denunciando a Sabbatai como hereje, lo excomulgaron y lo expulsaron de la ciudad.

Acompañado de sus acólitos, Sabbatai se dirigió a Esmirna, donde había comenzado su viaje tantos años antes. Ya no era un místico tímido y rápidamente tomó el control de la comunidad judía, expulsó al rabino principal y comenzó a emitir profecías apocalípticas. Pronto, cartas que proclamaban las "buenas nuevas" se difundieron por toda Europa, al igual que los rumores de un inminente despertar judío.

¿Salvador o villano?

En Italia la reacción no se hizo esperar. Antes de finales de 1665 ya se estaba afianzando un movimiento sabateo. Las comunidades de Verona, Mantua, Turín y Casale aceptaron el nuevo credo casi en masa. Surgieron campañas penitenciales y las familias hicieron planes para regresar a Tierra Santa. En Venecia, sin embargo, la respuesta fue más cautelosa. Entre las clases bajas el entusiasmo era marcado, pero, dado lo vagas que eran las primeras cartas, muchos rabinos se mostraron escépticos e incluso asustados. Y no sin razón. Desde la fundación del gueto en 1516, el gobierno veneciano había mirado a los judíos con una sospecha que a menudo rayaba en la hostilidad. 

Tan pronto como las autoridades se enteraron de que algo estaba pasando, citaron a los líderes de la comunidad judía para interrogarlos. Prudentemente, los líderes fingieron ignorancia, pero se temía que, si las afirmaciones de Sabbatai se conocieran, podrían producirse disturbios antijudíos. Por tanto, la discreción era esencial. Pero era imposible sofocar la curiosidad que Sabbatai había despertado. En todas partes, la gente debatía si él era o no el mesías. En julio de 1666, un cisma parecía inevitable.

Sin embargo, para entonces la propia situación de Sabbatai había cambiado dramáticamente. A principios de ese año, Sabbatai había dejado Esmirna rumbo a Estambul en medio de una oleada de anticipación. Natán de Gaza había predicho que, si Sabbatai alguna vez regresaba a la capital, derrocaría al sultán y se apoderaría del Imperio Otomano. Alarmado, el gran visir Ahmed Köprülü hizo arrestar inmediatamente a Sabbatai. El 16 de septiembre de 1666 fue llevado ante el sultán y se le dio una opción: podía someterse a una prueba de fe, convertirse al Islam o ser ejecutado en el acto. Sabbatai naturalmente eligió la conversión. Ahora conocido como Mehmed Effendi, fue recompensado con una sinecura en palacio y una cómoda pensión.

La conmoción que produjo la apostasía de Sabbatai fue profunda. En Venecia, los creyentes no estaban seguros de cómo reaccionar. Algunos se negaron a aceptar que se había convertido. Otros pensaron que todo fue un malentendido. Un tercer grupo insistió en que sólo el fantasma de Sabbatai había apostatado. Sorprendentemente, Natán de Gaza incluso vino a la ciudad para restaurar su fe. Pero fue una tontería. El corazón se había salido del movimiento. Las autoridades rabínicas lo obligaron a admitir que lo había inventado todo y luego lo despidieron.

Sin embargo, ese no fue el final de la historia de Sabbatai. Él todavía se demoró. Dado a frecuentes ataques de depresión, oscilaba entre el Islam y el judaísmo, hasta que finalmente incluso el sultán se cansó de él. En 1672 fue arrestado nuevamente y luego exiliado a Dulcigno en Albania, donde murió cuatro años después. De hecho, tampoco fue el fin de sus seguidores. A pesar de ser despreciados (y en ocasiones perseguidos) tanto por judíos como por musulmanes, grupos de creyentes sobrevivieron. 

Conocidos en turco como los Dönme, se habían convertido al Islam con Sabbatai, pero continuaron observando los ritos judíos en privado. De hecho, demostraron ser tan resistentes que en la Polonia del siglo XVIII un líder religioso llamado Jacob Frank se declaró sucesor de Sabbatai. Incluso hoy en día, quedan algunos en partes de Estambul. Puede que no sea mucho, pero para un ex-mesías, ciertamente no está mal.

Fuente: Alexander LeeUniversidad de Warwick , Instituto de Estudios Avanzados y Centro para el Estudio del Renacimiento.

COMENTARIOS

Nombre

actualidad,979,ADN,2,agenda,3,agricultura,111,agujeros negros,4,ALCINE,1,alergia,5,alzheimer,66,anemia,1,animales,112,ARNm,1,arqueologia,81,artrosis,1,astronomia,141,atrofia muscular espinal,1,audiovisual,192,autismo,16,avuelapluma,7,BIC,3,biodiversidad,33,biotecnología,14,BIP,1,calefacción,1,calentamiento global,5,cambio climático,57,cancer,179,cannabis,1,CAR-T,6,carnavales_2024,15,cemento,1,ciencia,409,cine,89,CO2,3,colesterol,3,compromiso179,8,computación cuántica,2,contaminación,15,convocatoria,33,COP28,5,covid-19,113,CRISPR,2,cultura,200,cultura_alcala,13,cultura_guadalajara,1,cultura_torrejon,1,danza,9,deal,62,demencia,5,deportes,275,depresión,4,diabetes,58,dieta,1,economia,370,economia_empleo,113,economia_negocios,353,economia_sociales,68,economia_vivienda,71,edición genética,8,elecciones_partidos,8,elecciones_UE2024,1,elecciones2023,78,elecciones2023_alcala,6,elecciones2023_coslada,1,elecciones2023_guadalajara,31,elecciones2023_madrid,7,elecciones2023_torrejon,24,elecciones2023_villalbilla,3,empleo,18,energia,838,energía nuclear,4,energía solar,30,energia_almacenamiento,4,energia_eolica,4,energías renovables,91,enigmas,141,ensayos,3,enseñanza,1,envejecimiento,3,epigenética,1,epilepsia,2,esclerosis,19,esnoticia,3302,esnoticia_alcala,774,esnoticia_anchuelo,1,esnoticia_coslada,313,esnoticia_guadalajara,365,esnoticia_madrid,1323,esnoticia_sanfernando,159,esnoticia_torrejon,369,esnoticia_villalbilla,67,espacio,3,europa,4,eventos,24,exposiciones,42,FITUR_2023,18,FITUR_2024,16,FIVE,1,formacion,20,gastronomia,42,geología,1,glioblastoma,1,gripe aviar,1,hidrógeno verde,24,hispanidad,1,historia,164,historias,356,inmunoterapia,43,inteligencia artificial,88,James Webb,5,laboral,23,libros,147,malaria,1,mayas,1,medicamentos,21,medioambiente,318,melanoma,1,micenas,1,microplásticos,3,miocarditis,1,mitosyleyendas,58,motor,524,motor_electricos,130,motor_hibridos,74,motor_innovacion,62,motor_mercado,138,motor_noticias,136,movilidad,9,mujer,1,museos,2,musica,20,naturaleza,126,Navidad2023,52,neurociencia,24,nocturia,1,nutricion,132,nutrición,4,obesidad,8,opinión,182,osteoartritis,1,parkinson,22,peliculas,35,permanente,1,personajes,90,plantas,34,poesia,40,polen,2,presupuestos2024,1,prime,66,psicologia,1,relatos,2,robótica,26,sal,1,salud,625,salud dental,12,salud mental,11,semana_santa,15,sueño,2,teatro,14,tecnologia,231,terremotos,1,tradiciones,66,transporte,1,turismo,239,universo,7,vacunas ARN,2,vidasaludable,139,video,34,VIH,2,
ltr
item
La Crónica del Henares: PERSONAJES. Sabbatai Sevi: El Mesías perdido
PERSONAJES. Sabbatai Sevi: El Mesías perdido
Sabbatai Sevi: El Mesías perdido
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEjJ1ove8UFzr1AuUe_wUAassUSMyqMHjeQ1Iny8DatuRx6QAOySUqRWesEfTKOpvo02LMJot1MvRo9EmvRYH_pdjVdVPgzjaSJ1xciTHqGTXV8-jS8xhjH-Wv1GCJNY_e43PAXhFztXXM8SWXo9I2_5CSXYo0V3JtRC-TE9CaMexUGvlNS9lR1dxBs-bT8n/s320/person.jpg
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEjJ1ove8UFzr1AuUe_wUAassUSMyqMHjeQ1Iny8DatuRx6QAOySUqRWesEfTKOpvo02LMJot1MvRo9EmvRYH_pdjVdVPgzjaSJ1xciTHqGTXV8-jS8xhjH-Wv1GCJNY_e43PAXhFztXXM8SWXo9I2_5CSXYo0V3JtRC-TE9CaMexUGvlNS9lR1dxBs-bT8n/s72-c/person.jpg
La Crónica del Henares
https://www.cronicadelhenares.com/2024/03/personajes-sabbatai-sevi-el-mesias.html
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/2024/03/personajes-sabbatai-sevi-el-mesias.html
true
5995595061750506997
UTF-8
Cargar todos los posts No se encuentra Ver todo Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Relacionados Etiqueta ARCHIVO BUSCAR Todos los posts No se encuentra INICIO Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto hace $$1$$ minutos hace 1 hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Siguen THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Tabla de contenidos