PERSONAJES. Alarico, el godo que saqueó Roma por las repetidas promesas incumplidas del Imperio romano

Alarico, el godo que saqueó Roma por las repetidas promesas incumplidas del Imperio romano

 

Detalle de Alarico entrando en Atenas , ilustración, c. década de 1920.

Alarico I (quien gobernó del 394 al 410 d. C.) fue un comandante militar godo que es famoso por saquear Roma en el 410 d. C., siendo la primera vez que la ciudad fue saqueada en más de 800 años. 

Aunque se sabe poco de su familia, sabemos que se convirtió en el jefe de las tribus de los tervingios y greutungos (más tarde conocidas como visigodos y ostrogodos, respectivamente). Lideró a sus compañeros godos en una incursión a través de los Balcanes y hasta Italia, donde saqueó la capital romana, avanzó más hacia el sur y murió poco después, en el 410 d. C. Después de la muerte de Alarico, su cuñado Ataúlfo condujo a los godos a la Galia.

Durante siglos el pueblo de Roma vivió cómodamente detrás de los muros de su ciudad. El imperio se expandía continuamente y el ejército romano, bajo una larga serie de comandantes militares capaces, mantuvo a los temidos bárbaros lejos de las puertas de la ciudad. Desafortunadamente, la supremacía de Roma comenzó a decaer lentamente cuando Diocleciano dividió el imperio en dos y la base del poder se trasladó gradualmente a Constantinopla y al emperador que residía allí. Este cambio en el poder político y económico dejó a Roma débil y vulnerable. Un joven excomandante romano se aprovechó de esta situación y saqueó la otrora ciudad eterna: su nombre era Alarico.

Aunque etiquetado como bárbaro, Alarico era un cristiano que recibió su entrenamiento militar en el ejército romano. Comandó a los aliados godos, luchando junto a los romanos en la batalla del río Frígido en el 394 d. C., una batalla librada entre el emperador oriental Teodosio I y el emperador usurpador occidental Eugenio. Poco después de la batalla, en el 395 d. C. murió el emperador Teodosio, el último en unir y gobernar ambas mitades del imperio. El Imperio romano se dividió de nuevo. El némesis (y más tarde aliado) de Alarico, el ambicioso Flavio Estilicón (359-408 d. C.) se convirtió en regente (o al menos afirmó serlo) de los dos hijos del exemperador, Arcadio y Honorio (395-423 d. C.). Arcadio se convirtió en emperador en el oriente (murió en el 408 d. C.), mientras que el joven Honorio eventualmente asumiría el trono en el occidente.

A pesar de su lealtad a Roma, Alarico sabía que conquistaría la ciudad eterna porque había sido profetizado:

" Penetrabis ad Urbem " (Penetrarás en la Ciudad)

A pesar de su destino o para evitarlo, Alarico intentó negociar pacíficamente con los gobernantes de Roma. Lejos de ser enemigo de Roma, Alarico trabajó como hacedor de reyes, instalando a Prisco Atalo como emperador y manteniéndolo en su puesto a pesar de los desacuerdos políticos. No funcionó. En última instancia, las negativas de Roma a dar cabida a un bárbaro llevaron a Alarico a saquear Roma el 24 de agosto del 410 d. C.

El rey visigodo Alarico. Getty Images/Charles Phelps Cushing/ClassicStock

Alarico necesitaba un hogar para su pueblo

Alarico, rey de los godos y líder de otros bárbaros, intentó otros medios además de saquear Roma para salirse con la suya con Honorio,  emperador romano de Occidente  desde c. 395 hasta el 15 de agosto de 423. Dos veces antes de saquear Roma finalmente, en 410, Alarico había entrado en Italia con sus tropas, con la intención de cumplir su destino, pero las conversaciones y las promesas romanas mantuvieron a raya a los bárbaros.

Alarico invadió Italia por primera vez en 401-403. Anteriormente, Alarico y los godos estaban asentados en la provincia de Nueva Epiro (la actual Albania), donde Alarico ocupaba un cargo imperial como Magister Militum . Durante este tiempo Alarico equipó a sus hombres con armamento de última generación. No se sabe qué hizo que Alarico decidiera de repente invadir Italia, pero parece que estaba decidido a encontrar un hogar para los godos en el Imperio occidental, posiblemente en las provincias del Danubio.

Mapa de referencia de las provincias europeas del Imperio romano. Del Atlas histórico de William R. Shepherd, 1911.

Alarico y Estilicón


Estilicón, magister militum o comandante en jefe (e hijo de madre romana y padre vándalo), se enfrentó a Alarico. Este conflicto surgió de un tratado firmado en el 382 d. C. entre los romanos y los godos, después de la Guerra Gótica, que les permitió establecerse en los Balcanes pero solo como aliados y no como ciudadanos. 

El emperador de Oriente, Teodosio I,  firmó un foedus o pacto según por el que los godos se asentaban en Macedonia y la Dacia a cambio de poner sus armas al servicio del emperador. Este las usó pronto en su guerra contra el Imperio de Occidente para reunificar los dominios de Roma, pereciendo muchos godos en la batalla del río Frígido, donde fueron usados como carne de cañón en la vanguardia de Teodosio.

El tratado les exigía además que sirvieran en el ejército romano, algo que alarmó a muchos de los godos. Como habían temido, sus extensas pérdidas en la batalla del Frígido validaron su preocupación; habían sido colocados en el frente, por delante de las legiones romanas regulares, como «corderos de sacrificio».

Alarico vivía bajo la ilusión equivocada de que el gobierno romano en occidente era estable y duraría para siempre, brindando seguridad a su pueblo. En un intento de forzar una reescritura del tratado, Alarico y su ejército aprovecharon la creciente tensión entre el oriente y el occidente y saquearon ciudades en los Balcanes y en Grecia, y finalmente invadieron Italia en el 402 d. C. 

El historiador Zósimo afirma que Alarico, molesto por no tener un título militar adecuado, marchó sobre Constantinopla para intentar conseguirlo. Según Claudiano, Rufino (líder de facto del Imperio de Oriente en ese momento) sobornó a Alarico con provincias balcánicas para que las saqueara. Se cree que por ambición personal, el Prefecto Pretoriano Rufino impidió que Estilicón destruyera a Alarico y a los godos cuando tuvieron la oportunidad.

En ese trance, exigió no solo grano para su pueblo sino también el reconocimiento como ciudadanos del imperio, así como su nombramiento como magister militum, un igual en el ejército romano; Estilicón rechazó con vehemencia estas demandas. 

Aunque Alarico se vio obligado a retirarse en Verona en el 406 d. C., se hizo un intento de llegar a un acuerdo. A través de su agente, Jovio, el comandante romano escuchó la demanda de Alarico de derechos legales sobre su tierra con pagos anuales de oro y grano. A cambio, Alarico ayudaría a Estilicón en su plan de invadir oriente; con Arcadio en pleno poder en el oriente, Estilicón ya se había asegurado en el occidente (había casado a su hija con el emperador Honorio), y con la ayuda de Alarico atacaría el oriente, destronando a Arcadio.

Esta cabeza de mármol del emperador romano Arcadio (reinó entre el 395 y el 408 d. C.) procede de la excavación de la zanja de cimentación de la Facultad de Letras de Beyazit, en Estambul, en la actual Turquía . Finales del siglo IV d. C. La cabeza estaba coronada con un doble collar de perlas que flanqueaba una banda de piedras preciosas y estaba adornada con un camafeo de perlas en el centro. El rostro está limpio y afeitado, las pupilas fueron perforadas y el cuello es largo y delgado. (Museo de Arqueología , Estambul, Turquía).


El trato nunca llegó a cumplirse. Alarico se sentó pacientemente esperando a que Estilicón se uniera a él; sin embargo a pesar de sus buenas intenciones, Estilicón se retrasó debido a problemas en otras partes de occidente: el rey godo Radagaiso invadió Italia; los vándalos, los alanos y suevos invadieron la Galia; y el futuro emperador Constantino III (una amenaza viable al trono) había salido victorioso en Gran Bretaña. 

Estos reveses hicieron que el dinero escaseara y las negociaciones fueran imposibles. La paciencia de Alarico se agotó y su demanda de 4.000 libras de oro (pago por su espera) no fue escuchada. Como resultado, comenzó a acercar lentamente su ejército a Italia. Aunque Estilicón quería pagar las demandas, el Senado romano bajo el liderazgo de Olimpio no estuvo de acuerdo y tomó las acciones de Alarico como una declaración de guerra.

A instancias de Olimpio, el emperador Honorio decidió invadir oriente. Estilicón se opuso a que el emperador dirigiera el ejército, prefiriendo hacerlo él mismo. Con Estilicón ausente, Honorio y Olimpio viajaron a Ticinum, ciudad italiana al sur de Milán, supuestamente para pasar revista a las tropas; sin embargo, Olimpio, sin el permiso del emperador, ordenó el asesinato de miles de aliados godos, una acción que enfureció aún más a Alarico. Una última víctima de esta masacre fue el mismo Estilicón, quien fue acusado de conspirar con Alarico.

 Como resultado de esta traición, más de 10.000 soldados desertaron y se unieron al ejército de Alarico. En 408 d. C., el ejército godo saqueó las ciudades de Aquilea, Concordia, Altinum, Cremona, Bononia, Ariminum y Picenum, eligiendo sin embargo evitar Rávena, la capital del imperio de occidente y hogar del emperador Honorio. En cambio, Alarico fijó su mirada en Roma, rodeó las trece puertas de la ciudad, bloqueó el río Tíber y forzando un racionamiento generalizado; en cuestión de semanas, cadáveres en descomposición cubrían las calles de la ciudad.

La destrucción de Roma por los godos en un óleo de Thomas Cole pintado hacia 1836. Colección de la Sociedad Histórica de Nueva York. Wikimedia Commons


Alarico y el saqueo a Roma

Cuando fuerzas adicionales llegaron al lado de Alarico, el emperador Honorio hizo poco para ayudar a la ciudad y oponerse a la fuerza invasora. Los godos todavía eran vistos como bárbaros y no podían competir con los ejércitos del imperio. Aunque la tesorería estaba prácticamente vacía, el Senado finalmente cedió y los carros partieron de la ciudad con dos toneladas de oro, trece toneladas de plata, 4000 túnicas de seda, 3000 vellones y 3000 libras de pimienta. 

Alarico suavizó el asedio, todavía con la esperanza de negociar los términos, pero Honorio permaneció ciego ante la gravedad de la situación. Mientras aceptaba temporalmente las demandas de Alarico (algo que nunca tuvo la intención de cumplir), 6000 soldados romanos fueron enviados a la ciudad, pero fueron derrotados rápidamente por el cuñado de Alarico, Ataúlfo.

Saqueo de Roma por los visigodos el 24 de agosto de 410, por JN Sylvestre, 1890 d.C. Museo Paul Valéry


Al darse cuenta de que era imposible seguir negociando, especialmente después de una emboscada del comandante Saro (un godo al servicio de Roma), Alarico regresó a las puertas de Roma. Lo había intentado todo, incluso el intento fallido de nombrar a un senador simpatizante llamado Átalo como nuevo emperador romano. 

Tomó como rehén a la hermana de Honorio, Gala Placidia, pero fue en vano. Se rechazó una alianza que pedía un pago anual de oro y grano, así como las provincias de Venecia, Noricum y Dalmacia. A Alarico le quedaban pocas opciones y el 24 de agosto del 410 d. C. se preparó para ingresar a la ciudad; Roma no había sido saqueada desde el 390 a. C. 

Alarico entra de manera triunfante en Roma en un grabado de la Historia Popular de Alemania, publicada en 1878 por William Zimmermann. Shutterstock


Cuando un simpatizante anónimo abrió la Porta Salaria, un ejército de «bárbaros» entró en Roma y comenzó un saqueo de tres días. Según Procopio, o bien se habían infiltrado al  estilo Caballo de Troya  enviando 300 hombres disfrazados de esclavos como regalo para los senadores, o bien fueron admitidos por Proba, una matriarca rica que se compadecía de la gente hambrienta de la ciudad que incluso había recurrido al canibalismo. 

Mientras que las casas de los ricos fueron saqueadas, los edificios quemados y los templos paganos destruidos, las basílicas de San Pedro y San Pablo quedaron intactas. Extrañamente, cuando Honorio escuchó que Roma estaba pereciendo, temió lo peor, no por su amor por la ciudad, sino porque creía que su amado gallo de pelea llamado Roma había sido asesinado.

Saqueo de Roma en el año 410 por Alarico, rey de los godos. Miniatura del siglo XV. Dominio público. Cortesía de Wikipedia.


Tuvieron que partir a toda prisa porque no había suficiente comida y porque necesitaban cruzar el mar antes del invierno. África era el granero de Roma, así que emprendieron el viaje por la  Vía Apia  hacia Capua. Saquearon la ciudad de Nola y quizás también Capua, y luego continuaron hacia el extremo sur de Italia. Cuando estuvieron listos para zarpar, el tiempo había cambiado y los barcos que partieron se hundieron. Alarico enfermóy los godos se trasladaron al interior, a Consentia, donde Alarico murió poco después en 410 d.C.. Ataúlfo asumió el control del ejército y finalmente llevó a los godos a la Galia. 

El año 476 d. C. según Edward Gibbon es la fecha tradicional para la caída de Roma, pero 410 puede ser una mejor opción porque el 24 de agosto de 410 Roma cayó realmente, perdiendo ante un invasor bárbaro.

Alarico había hecho todo lo posible por asegurar un hogar para su pueblo godo y el saqueo de Roma era su última esperanza. La ciudad nunca se recuperaría; el incendio de Roma fue, según la interpretación pagana, el resultado de que la ciudad se hiciera cristiana. Otros vieron a Roma como un símbolo del pasado; el nuevo centro del imperio era Constantinopla. En el 476 d. C., 66 años después de Alarico, la ciudad finalmente cayó en manos de Odoacro, lo que significó el fin del Imperio romano de Occidente.

El rey Alarico no quería que se encontrara su tumba. Ordenó a sus hombres que depositaran en su tumba los tesoros más valiosos que había tomado de Roma. “Esta orden se cumplió. Un gran número de esclavos romanos fueron puestos a trabajar para cavar un canal y convertir en él el agua del Busento. Hicieron la tumba en el lecho del río, colocaron el cuerpo de Alarico y lo cerraron. Luego el río volvió a su antiguo cauce. Tan pronto como la tumba estuvo cubierta y el agua fluyó sobre ella, los esclavos que habían hecho el trabajo fueron ejecutados por los jefes visigodos”. Fuente: Erica Guilane-Nachez - Adobe Stock


Alarico deseó muchas veces que fuera posible llegar a un acuerdo adecuado con los romanos. Sin embargo, incluso cuando los godos y los romanos mantenían buenas relaciones, los primeros siempre fueron tratados como ciudadanos de segunda clase. Es justo decir que el antiguo Roma cambió la historia de Europa y el rey godo Alarico cambió la historia del Imperio Romano.

Al final Honorio tuvo que ceder y asentar a los visigodos en la provincia gala de Aquitania, desde donde conquistarían gran parte de Hispania hasta convertirla en su hogar en el siglo VII.

Para saber más:

  1. John Henry Haaren – Hombres famosos de la Edad Media
  2. Simon MacDowall - Los conquistadores del Imperio Romano: los godos
  3. Douglas Boin - Alarico el Godo: Una historia desde fuera sobre la caída de Roma



COMENTARIOS

Nombre

actualidad,1081,ADN,2,agenda,4,agricultura,123,agujeros negros,5,ALCINE,2,alergia,5,alimentación,1,alzheimer,66,anemia,1,animales,123,apnea,1,arañas,1,ARNm,1,arqueologia,88,artrosis,1,aspirina,1,astronomia,153,atrofia muscular espinal,1,audiovisual,215,autismo,17,ávaros,1,avuelapluma,10,BIC,3,biocombustibles,5,biodiversidad,33,biotecnología,14,BIP,1,calefacción,1,calentamiento global,12,calor,2,cambio climático,69,cancer,187,cannabidiol,1,cannabis,4,CAR-T,6,carnavales_2024,15,CBD,1,cemento,1,cerebro,1,ciberseguridad,1,ciencia,428,cine,100,CO2,7,colesterol,3,compromiso179,8,computación cuántica,3,contaminación,21,convocatoria,22,COP28,5,covid-19,117,CRISPR,2,cultura,203,cultura_alcala,7,cultura_guadalajara,1,cultura_torrejon,1,danza,7,deal,62,demencia,5,dengue,1,deportes,312,depresión,6,diabetes,60,dieta,1,economia,401,economia_empleo,122,economia_negocios,368,economia_sociales,70,economia_vivienda,76,edición genética,8,El Niño,1,ELA,2,elecciones,25,elecciones_partidos,8,elecciones_UE2024,26,elecciones2023,78,elecciones2023_alcala,6,elecciones2023_coslada,1,elecciones2023_guadalajara,31,elecciones2023_madrid,7,elecciones2023_torrejon,24,elecciones2023_villalbilla,3,empleo,18,energia,892,energía nuclear,5,energía solar,50,energia_almacenamiento,8,energia_eolica,13,energías renovables,105,enfermedades infecciosas,4,enigmas,148,ensayos,3,enseñanza,1,envejecimiento,5,epigenética,1,epilepsia,2,esclerosis,22,esnoticia,3757,esnoticia_alcala,895,esnoticia_anchuelo,1,esnoticia_azuqueca,47,esnoticia_breves,3,esnoticia_coslada,366,esnoticia_guadalajara,414,esnoticia_madrid,1484,esnoticia_sanfernando,181,esnoticia_torrejon,433,esnoticia_velilla,1,esnoticia_villalbilla,80,espacio,4,europa,26,eventos,22,exposiciones,33,Fiestas_Alcala,2,FITUR_2023,18,FITUR_2024,16,FIVE,1,formacion,30,foros y debates,50,gastronomia,45,geología,1,glioblastoma,1,gripe aviar,3,hidrógeno verde,30,hispanidad,2,historia,177,historias,405,horteralia,1,huracanes,1,imserso,1,inca,1,influenza,1,inmigración,1,inmunoterapia,43,inteligencia artificial,97,James Webb,8,laboral,31,LGBT,1,libros,162,lídar,1,litio,1,malaria,2,mayas,2,MDMA,1,medicamentos,28,medioambiente,345,melanoma,1,micenas,1,microplásticos,6,miocarditis,1,mitosyleyendas,59,motor,556,motor_electricos,136,motor_hibridos,79,motor_innovacion,64,motor_mercado,149,motor_noticias,142,movilidad,13,mujer,1,museos,2,musica,17,naturaleza,131,Navidad2023,52,neardental,1,neurociencia,30,nocturia,1,nutricion,141,nutrición,4,obesidad,11,opinión,200,osteoartritis,1,paleontología,1,parkinson,24,peliculas,35,permanente,1,personajes,95,pesca,1,plantas,37,plásticos,1,poesia,42,polen,2,presupuestos2024,1,prime,69,psicologia,1,psilocibina,1,relatos,2,robótica,28,sal,1,salud,673,salud dental,13,salud mental,13,semana_santa,15,sueño,3,teatro,12,tecnologia,243,terremotos,1,THC,1,tradiciones,67,transporte,2,turismo,255,universo,11,vacunas ARN,6,vidasaludable,146,video,41,VIH,2,yuca,1,
ltr
item
La Crónica del Henares: PERSONAJES. Alarico, el godo que saqueó Roma por las repetidas promesas incumplidas del Imperio romano
PERSONAJES. Alarico, el godo que saqueó Roma por las repetidas promesas incumplidas del Imperio romano
Alarico, el godo que saqueó Roma por las repetidas promesas incumplidas del Imperio romano
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEjVxYlXolLT1QYKV1-gxjqoRaT0VlJXQ8igMP4jddPQJ_BdKxyuH1qrB7QWNNCmw09dFvz4ys7zRCGuQniJf1HPMWMh4-V9oPa_02xBUSHkVYIP_4jEirwbjfqiz35IE3zE4lR1xDj46bI19r46V722QPd1sCTKOa_WYcCcZMKC8J0JgolX-emzTLTVBpG9/s320/alaric-entering-athens-3003.jpg
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEjVxYlXolLT1QYKV1-gxjqoRaT0VlJXQ8igMP4jddPQJ_BdKxyuH1qrB7QWNNCmw09dFvz4ys7zRCGuQniJf1HPMWMh4-V9oPa_02xBUSHkVYIP_4jEirwbjfqiz35IE3zE4lR1xDj46bI19r46V722QPd1sCTKOa_WYcCcZMKC8J0JgolX-emzTLTVBpG9/s72-c/alaric-entering-athens-3003.jpg
La Crónica del Henares
https://www.cronicadelhenares.com/2024/07/personajes-alarico-el-godo-que-saqueo.html
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/2024/07/personajes-alarico-el-godo-que-saqueo.html
true
5995595061750506997
UTF-8
Cargar todos los posts No se encuentra Ver todo Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Relacionados Etiqueta ARCHIVO BUSCAR Todos los posts No se encuentra INICIO Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto hace $$1$$ minutos hace 1 hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Siguen THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Tabla de contenidos