TRADICIONES. Los inmemoriales orígenes del Carnaval

  Los Joaldunaks recorren su camino para participar en el Carnaval entre los pueblos de Ituren y Zubieta, al norte de España. En uno de los...

 

Los Joaldunaks recorren su camino para participar en el Carnaval entre los pueblos de Ituren y Zubieta, al norte de España. En uno de los carnavales más antiguos de Europa, que data de antes del Imperio Romano, las compañías de los Joaldunak - los Cencerros-, conformadas por os residentes de dos ciudades, Ituren y Zubieta, desfilan por las calles. Van disfrazados con sandalias, enaguas de encaje, pieles de oveja alrededor de cintura y los hombros, pañuelos de colores, gorras cónicas con cintas y un hisopo de crin en sus manos. Los cencerros cuelgan de su cintura a la altura de la espalda. Foto: AP / Alvaro Barrientos

El vocablo proviene del término carnevale, propio de las lenguas romances o neolatinas y que en italiano no ha sido modificado. El italianismo carnaval ha desplazado las formas tradicionales españolas carnalantruejo y carnestolendas.

Se ha especulado que los orígenes del carnaval se remontan a unos 5000 años con los egipcios, otros especulan que fueron los griegos. En el antiguo Egipto y Grecia había festividades que ocurrían alrededor de los ciclos de la naturaleza y el universo.

Cervantes relata el siguiente suceso en El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha: ... y allí, puesto Sancho en mitad de la manta, comenzaron a levantarle en alto y a holgarse con él como con perro por carnestolendas. Es decir, por carnaval, cuando era costumbre mantear a perros o a peleles.

Los términos carnaval o carnevale derivan de la expresión latina carnem levare, esto es, quitar la carne, la prohibición de comer carne durante los cuarenta días de la Cuaresma. El martedì grasso, el último día de Carnaval, se celebraba un banquete desenfrenado -y la carne precisamente era un símbolo de estos excesos- previo al período de ayunos y abstinencias de la Cuaresma, un tiempo de purificación y penitencia que culmina en la Pascua.


Varias personas visten los tradicionales durante un desfile del carnaval de Mittenwald, Alemania. De acuerdo con las antiguas costumbres, el ruido que hacen al desfilar esta motivado a desterrar los malos espíritus del invierno. Foto: Angelika Warmuth /Picture-Alliance/Dpa/AP


La Cuaresma es la temporada católica que representa los cuarenta días previos a la muerte de Jesús el Viernes Santo y su resurrección el Domingo de Pascua. La Cuaresma comienza el Miércoles de Ceniza, que suele caer en febrero. En ciertos días de Cuaresma, se supone que los católicos deben abstenerse de comer carne como un recordatorio físico y espiritual de los sacrificios de Jesús.  

El día anterior al Miércoles de Ceniza (Mardi Gras o "martes gordo"), muchos católicos comían toda la carne y la grasa en sus hogares y organizaban grandes fiestas en las calles como última celebración antes de la temporada penitencial de Cuaresma. Es una época en que todas las clases sociales podrían disfrazarse, congregarse y olvidar sus tribulaciones habituales. 

El carnaval se originó en el sur de Europa, en gran parte católico, y se extendió a las Américas durante la era de la exploración y la colonización.

Un grupo de participantes llamado '' Txatxus '' posa para una foto, durante el antiguo carnaval rural del pequeño pueblo pirenaico de Lantz, al norte de España. Una larga tradición rural en la que las fuerzas de el bien y el mal se enfrentan en una batalla simbólica, durante la cual la sed de justicia provoca la furia pública. De domingo a martes, durante la semana del carnaval, en el pequeño pueblo de Lantz, el bandido malvado Miel Otxin es prisionero y condenado a muerte por fuego. Foto: AP / Alvaro Barrientos


REPRESENTACIÓN DEL PAGANISMO

Para el cristiano de la época medieval, el Carnaval era la representación del paganismo: el pueblo se ocultaba bajo máscaras y disfraces, se celebraban desfiles, bailes y comilonas, ardían las hogueras y se sacrificaban animales para atraer la fortuna.

Era un período de permisividad, de crítica social, en el que se ridiculizaban a los gobernantes, a los nobles, al clero e incluso la moral religiosa. Esta festividad pagana probablemente hunde sus raíces en las antiguas Saturnales romanas y en las celebraciones orgiásticas en honor a Baco, tan relacionadas a su vez con la finalización de la siembra de invierno, la entrada del equinoccio de primavera y la fertilidad de un nuevo ciclo.

Muchos paganos realizaban grandes celebraciones que giraban en torno al equinoccio de primavera. Siempre se celebraban celebraciones al final del invierno para celebrar la llegada de la primavera y la renovación de la fertilidad. El carnaval fue visto esencialmente como un pasaje espiritual de la oscuridad a la luz, del invierno al verano.


Mamuxarros en el antiguo carnaval rural del pequeño pueblo de Unanua, Navarra. Los Mamuxarros son figuras vestidas de blanco con una faja roja alrededor de la cintura y una máscara de metal que cubre sus rostros. Además, un pañuelo grande de color les tapa la cabeza y el cuello. Provistos de aras amenazan y pegan a quienes encuentran a su paso. Es tradición que sus víctimas se arrodillen ante la captura y después de que el "mamuxarro" le haga la cruz en la frente, ésta tenga que darle un beso en la rodilla. Foto: Gtres / Alvaro Barrientos


LA IGLESIA CATÓLICA CRISTIANIZA LAS CELEBRACIONES PAGANAS

Después de que el Imperio Romano adoptó el cristianismo y la influencia de la Iglesia Católica Romana se extendió por todo el mundo, con frecuencia descubrió que dondequiera que fuera la iglesia, los nativos no querían dar sus celebraciones y tradiciones.

Entonces, en lugar de usar la fuerza, la iglesia simplemente le dio a las fiestas paganas significados cristianos. Saturnalia y Brumalia se convirtieron en Navidad y se fusionaron con las enseñanzas de la iglesia sobre el nacimiento de Jesús.

Las fiestas de primavera se convirtieron en Semana Santa y la historia de la diosa Ishtar se fusionó con la interpretación de la iglesia romana de la muerte y resurrección de Jesucristo. Lupercalia se convirtió en el día de San Valentín, que cayó entre Navidad y Semana Santa.



Luego, el Vaticano creó la Cuaresma en el período previo a la Pascua al imponer su propia interpretación del ayuno de 40 días de Cristo al negar la carne y los placeres terrenales durante los 40 días anteriores a la Pascua. Ellos movieron las celebraciones de festejos Paganos antes de la Cuaresma.

En España, San Isidoro de Sevilla se quejaba en sus escritos del siglo VII de que la gente se vestía de forma cruzada y salía a la calle disfrazada en muchos casos del sexo opuesto o de animales, aunque hacerlo era pecado.

EL CARNAVAL Y LOS BAILES DE MÁSCARAS

La moda de las máscaras se difundió por toda Europa, sobre todo en la forma del baile de máscaras. En París, desde principios del siglo XVIII, el Carnaval se convirtió en una sucesión de bailes de disfraces que daban diversión a miles de personas durante noches enteras.

Los grandes aristócratas organizaban en sus palacios espléndidos bailes a los que asistían cientos de personas, a veces miles, todas con máscara y los más variopintos disfraces. En 1714, por ejemplo, el duque de Berry ofreció bailes a lo largo de tres meses, en los que «todo era majestuoso: la música, los refrescos, las confituras, el servicio. Había más de 3.000 máscaras, entre ellas el duque y la duquesa, todos los príncipes, princesas y otros grandes señores de la corte y gran número de los principales habitantes de París. Duraban hasta el amanecer»Otros bailes eran los que organizaban el duque de Borbón-Condé, el príncipe de Conti, la duquesa de Maine, el embajador de Sicilia y el de España... El embajador español era el duque de Osuna, y ofrecía bailes dos veces a la semana, en lo que gastó «sumas inmensas».

Baile de máscaras durante el Carnaval en la mansión de una familia de la nobleza francesa en el siglo XVIII. BRIDGEMAN / ACI


En algunos bailes el acceso era libre, de modo que las salas estaban abarrotadas. En otros se requería invitación o bien se cerraban las puertas cuando el recinto se llenaba.

La gente derrochaba inventiva para la elección de las máscaras y los disfraces con los que acudían a los bailes. Al luterano Nimeitz aquello le sorprendía sobremanera: «Aquí tienen libertad de presentarse con todo tipo de máscaras, los hombres con vestido de mujeres, las mujeres con vestido de hombres; con máscaras de todos los países, de todas las edades, de todas las clases, por muy extrañas y absurdas que sean. Aquí todo está permitido, y cuando más rara sea una máscara, más se la admira».

Los bailes empezaban a estar animados a medianoche y se prolongaban hasta la salida del sol o más allá. Las salas estaban profusamente iluminadas; la sala de la Ópera contaba con decenas de lámparas, además de candelas y farolillos en los bastidores y pasillos. Se considera que un baile es muy bueno cuando a uno lo aplastan. 

Hombre tras una bauta. Detalle de El rinoceronte, por Pietro Longhi. SCALA, FIRENZE


Las mujeres, según el cronista Mercier, no se mostraban incómodas, al contrario: «Cuando la muchedumbre es considerable, las mujeres se arrojan a las idas y venidas, y sus cuerpos delicados soportan muy bien que los compriman en todos sentidos en medio de la multitud, que ya permanece inmóvil, ya flota y rueda».

LA PROTECCIÓN DE UNA MÁSCARA

Los bailes de máscaras contaban con un servicio de vigilancia. El duque de Berry, por ejemplo, en los bailes que organizaba tenía a sus guardias «toda la noche con las armas en mano, tanto para desfilar como para impedir los desórdenes». En cambio, otros descuidaban este aspecto y entonces sucedían «cosas horribles». Por temor a estos incidentes las mujeres acudían siempre acompañadas, aunque no necesariamente por sus maridos o prometidos. Gracias a la máscara cualquiera podía aventurarse en un baile sin temor a ser reconocido, en busca de las emociones que se asociaban con el Carnaval. 

Los muchos viajeros que llegaban a Venecia en la época de Carnaval –un período que en la república de las lagunas duraba varios meses– quedaban asombrados por el uso generalizado de las máscaras.

Las diferencias sociales no importaban, aunque, los gestos y el modo de hablar delataban la clase social de cada uno, al menos entre las mujeres: «Las mujerzuelas, las duquesas y las burguesas se ocultan bajo el mismo dominó, pero se las distingue; se distingue mucho menos a los hombres; lo que prueba que las mujeres tienen en todo matices más finos y más caracterizados».

Los bailes de máscaras daban pie a toda clase de aventuras galantes. Nimeitz cuenta el caso de un hombre que, «queriendo un día buscar fortuna en un baile, abordó a una máscara que no conocía ni por el vestido ni por el habla». Era su propia mujer, que había cambiado de disfraz y de voz e iba también en busca de una aventura. Sin reconocerse, ambos prosiguieron la intriga hasta que «los dos tuvieron motivo para reprocharse mutuamente su infidelidad».

Al estallar la Revolución Francesa en 1789, las máscaras fueron prohibidas y se rompió la tradición de los bailes de Carnaval. Éstos volverían en 1799, pero, según algunos contemporáneos, ya sin el espíritu festivo de décadas anteriores.

El carnaval de Rottweil (Alemania), de claro acento medieval, marca la expulsión del invierno. Foto: AP / WINFRIED ROTHERMEL / GTRES

INFLUENCIAS AFRICANAS EN EL CARNAVAL

Fueron los africanos quienes más contribuyeron a muchas tradiciones carnavalescas modernas. Los africanos fueron traídos a las Américas, originalmente como hombres libres y luego como esclavos. Muchas tradiciones africanas se fusionaron con las celebraciones europeas.

Contribuyeron con los colores brillantes que se ven en muchas historias de disfraces de carnaval, así como con los sonidos y la música animados que son características clave del carnaval en las Américas. Las plumas y otros objetos naturales se usaban para crear disfraces y máscaras debido a la creencia de que traían fortaleza espiritual al usuario. Por lo tanto, hoy en día muchos disfraces todavía cuentan con plumas.


Una tradición africana era la gente que desfilaba alrededor del pueblo, rodeándolo con máscaras y disfraces de colores brillantes , mientras cantaba y bailaba para traer suerte al pueblo. Para que el pueblo tuviera suerte, significaba ahuyentar a los espíritus de los parientes muertos enojados, razón por la cual muchos desfiles de carnaval presentan símbolos de muerte.

Otras tradiciones incluyen andar en zancos, llevar títeres y pelear batallas simuladas con palos. Pero lo más importante fueron los africanos que trajeron instrumentos musicales animados, ritmos de baile y estilos de canto.

La Iglesia alentó las celebraciones en las Américas siempre que tuvieran una fachada religiosa, porque era una forma de liberar a los esclavos y una forma de liberar las presiones reprimidas de los pobres de una manera no amenazante. El primer desfile de Carnaval moderno tuvo lugar en Colonia en 1823 y otras ciudades comenzaron a desarrollar sus propias tradiciones, divorciándose de sus orígenes religiosos.

COMENTARIOS

Nombre

actualidad,298,agenda,15,alzheimer,1,animales,47,arqueologia,24,astronomia,54,autismo,10,cancer,41,ciencia,139,covid-19,54,cultura,45,deal,65,deportes,74,diabetes,20,economia_empleo,16,economia_negocios,152,economia_vivienda,38,empleo,11,energia,264,enigmas,59,esnoticia,878,esnoticia_alcala,170,esnoticia_coslada,71,esnoticia_guadalajara,113,esnoticia_madrid,377,esnoticia_sanfernando,58,esnoticia_torrejon,88,esnoticia_villalbilla,9,europa,1,eventos,37,exposiciones,24,gastronomia,4,historia,62,historias,9,inmunoterapia,10,libros,29,medioambiente,88,mitosyleyendas,15,motor,229,motor_electricos,62,motor_hibridos,27,motor_innovacion,31,motor_mercado,54,motor_noticias,67,musica,6,naturaleza,58,nutricion,62,nutrición,3,opinión,63,parkinson,3,permanente,1,personajes,26,plantas,24,poesia,13,prime,28,salud,238,teatro,10,tecnologia,90,tradiciones,26,turismo,98,vidasaludable,52,video,15,
ltr
item
La Crónica del Henares: TRADICIONES. Los inmemoriales orígenes del Carnaval
TRADICIONES. Los inmemoriales orígenes del Carnaval
https://blogger.googleusercontent.com/img/a/AVvXsEjrNK01Ti7S_0f1Ar9lLRu5g9msyZv-ubx-O83PS54KyA27UCViPPmenUgqxn44J6tJsgXC9usI2ior9gTGs5AVd9y0zYaljpSkdhJ7MkrWHm0SyR3K0_JtITP-rxPiEU5wpoBsho4sl0Zkv-BmgmzfPLIyOl7LaGSojtOCD3Bv46VaxhCkPbdyETdb=s320
https://blogger.googleusercontent.com/img/a/AVvXsEjrNK01Ti7S_0f1Ar9lLRu5g9msyZv-ubx-O83PS54KyA27UCViPPmenUgqxn44J6tJsgXC9usI2ior9gTGs5AVd9y0zYaljpSkdhJ7MkrWHm0SyR3K0_JtITP-rxPiEU5wpoBsho4sl0Zkv-BmgmzfPLIyOl7LaGSojtOCD3Bv46VaxhCkPbdyETdb=s72-c
La Crónica del Henares
https://www.cronicadelhenares.com/2022/02/tradiciones-los-inmemoriales-origenes.html
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/2022/02/tradiciones-los-inmemoriales-origenes.html
true
5995595061750506997
UTF-8
Cargar todos los posts No se encuentra Ver todo Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Relacionados Etiqueta ARCHIVO BUSCAR Todos los posts No se encuentra INICIO Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto hace $$1$$ minutos hace 1 hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Siguen THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Tabla de contenidos