HISTORIA. El "Camino Español", una proeza logística en la guerra con los holandeses

El Camino Español

 

El Camino español, óleo de Augusto Ferrer-Dalmau.


25 septiembre 2022.- El "Camino español" fue una ruta de suministro/comercio militar utilizada entre 1567 y 1620, que se extendía desde el norte de Italia hasta los Países Bajos. Atravesaba un territorio relativamente neutral y, por lo tanto, era la ruta militar preferida de Europa. En la época de su uso era conocido en francés como "le chemin des Espagnols".

Los soldados pudieron marchar los 1.000 km (620 millas) desde Milán a Flandes un promedio de 23 km (14 millas) por día. El transporte marítimo era mucho más rápido, capaz de cubrir unos 200 kilómetros (120 millas) por día, pero estaba muy expuesto a tormentas y ataques enemigos a través del Canal de la Mancha. Para grupos grandes, la comunicación por tierra era más confiable, lo que permitió a los tercios españoles enviar más de 123.000 hombres en comparación con solo 17.600 por mar, entre 1567 y 1620.

Durante la primavera y el verano de 1567, el duque de Alba viajó más de 2.800 kilómetros (1.700 millas) para llegar a Bruselas en los Países Bajos. Su ejército de diez mil hombres lo acompañó durante los últimos 1.100 kilómetros a lo largo de lo que se conoció como el Camino Español. Basado en un mapa de "El Mediterráneo" de Ferdinand Braudel, vol. II, este mapa traza el progreso del duque por distancia y fecha. La escala de distancia está segmentada en etapas rápidas (en azul) y etapas lentas (en rojo). (Panadero Vail)

Razones de su utilización

El conflicto entre el rey español Felipe II y los rebeldes holandeses en los Países Bajos de los Habsburgo gobernados por la monarquía hispánica, que culminó en la Guerra de los Ochenta Años, simbolizó la prominente lucha por el poder europeo del siglo XVI entre católicos y protestantes. En 1550, las guerras habían debilitado las finanzas de España.  1566 fue conocido como el "Año del Hambre" o "Año de las Maravillas". Cuando los disturbios sociales, políticos y religiosos culminaron en el Compromiso de los Nobles y la Tormenta de Beelden , aparentemente poniendo en peligro el gobierno del Regente de Felipe en Bruselas, Margarita de Parma , las tropas españolas bajo El duque de Alba fue enviado para restaurar el orden y castigar a los insurrectos percibidos. En ese momento, esas tropas no podían ser transportadas por mar y, por lo tanto, Felipe se vio obligado a encontrar una ruta para trasladar tropas desde sus guarniciones en la Italia española por tierra a sus dominios holandeses, cruzando territorio, más o menos, neutral. El "Camino Español" fue levantado y trazado en 1566, y Alba lo utilizó en julio de 1567. 

Cualquier intento de Felipe de pasar por Francia, como había hecho su padre, Carlos V, durante una emergencia similar en 1540, significaba que corría el riesgo de ser asesinado a manos de los aliados protestantes de los rebeldes holandeses.

Por tanto, sería mejor enviar a los veteranos de Italia a los Países Bajos por el Camino Español, al mando de algún general confiable que pudiera reprimir toda sedición. Cuando esto se había logrado, el rey podía seguir con seguridad por mar. Uno de los que apoyó esta estrategia fue don Fernando Álvarez de Toledo, el duque de Alba, el general más experimentado de España. También enfatizó que la fuerza utilizada debería ser suficiente para garantizar que aquellos que habían desafiado la autoridad del rey y la iglesia nunca pudieran volver a hacerlo.

Para llegar a los Países Bajos, los ejércitos y los viajeros del siglo XVI tuvieron que superar muchos obstáculos, incluidos pasos de montaña extremadamente altos, grandes ríos, bosques profundos y caminos llenos de delincuentes. Por lo tanto, era necesario encontrar una ruta que sorteara estas barreras, para un viaje más seguro y fácil, y el Camino Español resultó ser la respuesta. Partes del camino ya estaban en uso, pero fue Felipe II de España en 1565, quien lo unió cuando decidió unir sus territorios separados a través de una ruta que los atravesaba como territorio neutral. Los comerciantes llegaron a utilizar regularmente partes de la carretera entre Francia e Italia para comerciar mercancías con los países vecinos. Los principales territorios que unía eran Franche-Comté, Luxemburgo, y los territorios de los aliados, Lorena y Saboya.

El Camino Español: posesiones españolas en naranja y morado, Austria en verde. Carretera principal en rojo, a lo largo del Rin también en azul.

El diseño del Camino Español fue una gran mejora con respecto al sistema anterior de mover tropas a través de territorio neutral. Los mapas utilizados para las expediciones españolas solo tenían la información que pertenecía directamente a los militares, excluyendo cualquier otro detalle. Sin embargo, esto obligó a los ejércitos a utilizar guías y exploradores cuando atravesaron territorios desconocidos, ya que sus mapas extremadamente generalizados no podían guiarlos.  Viajar por la carretera tomaba un promedio de 12 millas diarias, aunque, en 1577 los veteranos españoles salieron de los Países Bajos y marcharon 15 millas diarias a causa del calor, y en 1578, hicieron el viaje a razón de 23 millas. un día durante el frío mes de febrero.

Cual fue el uso que se le dio

Con fines militares, el Camino Español fue utilizado por primera vez por el duque de Alba en 1567, y el último ejército lo atravesó en 1620. No solo lo utilizaban las tropas, sino también los comerciantes, y ambos necesitaban comida y refugio para completar sus viajes. Rara vez se daba cobijo a los que viajaban por el camino, especialmente a los soldados. Los oficiales a veces podían quedarse en un pueblo cercano, pero sus ejércitos tenían que dormir bajo arbustos o chozas endebles que ellos mismos harían. Los residentes de los pueblos a lo largo del "camino" tenían razón en temer a los ejércitos que pasaban porque a menudo serían víctimas de un robo si ofrecían su generosidad. 

La disciplina de las tropas a lo largo del Camino español no fue siempre la misma. Respecto al viaje del duque de Alba en 1567, el cronista jesuita Famiano Strada escribió: “A la verdad no sé que otro ejército haya jamás acabado tan largo camino con mayor disciplina militar, pues no se sabe que de Italia a Flandes se haya hecho agravio o fuerza, no solo de los lugares, más aún a la más miserable choza de pastores”. En 1580, los oficiales de los tercios españoles de paso ocuparon una casa vigilada en Franche-Comté que no tenía muebles y vajilla temporal, porque los proveedores tenían miedo de que sus pertenencias fueran destrozadas, quemadas o robadas. Una compañía de infantería que se alojó una sola noche en el pueblo de Aume-en-Tarantaise, en 1597, fue acusada de cometer en tan breve lapso de tiempo una cincuentena de robos.

Alimentar a miles de hombres y caballos a lo largo del Camino español exigía preparar la logística de los viajes con cierta antelación. Para ello se aprovechó y sistematizó la institución preexistente de la etapa, un centro donde se almacenaban víveres en previsión a la futura llegada de las tropas. Las instrucciones que Alejandro Farnesio dio en 1587 al capitán Leonardo Rótulo Carrillo para preparar los suministros de una expedición que partiría aquel mismo año dan fe del funcionamiento de las etapas y del sistema del asiento, que trasladaba a comerciantes privados la tarea de encontrar y acopiar los alimentos

El Camino Español solo era utilizado una o dos veces al año por los militares, y el resto del tiempo por los comerciantes. Debido a esto, algunos países consideraban que las revistas militares no eran importantes.  Sin embargo, los militares utilizaron un sistema de suministro de alimentos básicos llamado etapés (etapas). Este sistema iba a implantarse tras la exitosa propuesta de don Cristóbal de Benavente al Consejo de Guerra de Madrid. Desafortunadamente, el rey español no quedó impresionado, por lo que Madrid no los apoyó. Sin embargo, algunos "gobernadores" sí pensaron que los etapés eran una buena idea, por lo que los instalaron a lo largo del Camino Español, utilizando comisionistas enviados por el gobernador de los Países Bajos o por el gobernador de Milán para trabajar los detalles de los precios, de modo que los proveedores siempre fueran pagados por sus servicios. El primer tipo de etapés era permanente y se encontraba solo en Saboya. Consistía en un lugar donde los soldados y otros viajeros tenían acceso a comida y refugio cuando pasaban. El segundo tipo estaba en Franche-Comté, Lorraine y los Países Bajos, y se creaba solo cuando lo disponía previamente un contratista privado, que calcularía los pagos, envíos y cantidades de alimentos en función del tipo y horario de cada individuo.  

Una vez firmado el contrato de asiento con un proveedor local a cambio de una suma determinada de dinero, el agente de la Corona española dejaba en la etapa correspondiente a una persona de confianza para asegurarse del cumplimiento de lo convenido y garantizar que el suministro de las tropas se hiciese de forma correcta. Este sistema hizo más práctico el uso del Camino Español.


Junto con la función militar del Camino Español, también se convirtió en una importante ruta comercial. El camino también ayudó a los españoles a establecer contactos diplomáticos permanentes a lo largo de su ruta, como embajadas permanentes en Saboya y los cantones suizos que eran supervisados ​​desde Lombardía. Cuando estallaron las guerras de religión francesas, los españoles y otros utilizaron la ruta para brindar personal y apoyo material a los católicos franceses en su lucha contra el pretendiente protestante al trono francés, Enrique de Navarra

Un efecto no deseado de la ruta fue la circulación de la plaga por parte de soldados y viajeros comerciales a áreas a lo largo de su longitud.

El Tratado de Lyon (17 de enero de 1601) obligó a reducir el Camino Español a un estrecho valle y un puente sobre el Ródano. Esta pérdida de territorio hizo que el paso español por la carretera dependiera de la aprobación de Francia. El último ejército español e italiano al que se le permitió usar el Camino Español lo hizo en 1620. El Tratado antiespañol de Saboya en 1622 puso fin a los viajes españoles por el Camino Español para siempre.

En el proceso de tratar de reprimir la revuelta holandesa, más de 100.000 soldados siguieron el itinerario de Alba, marchando desde Italia a través de los Alpes de Franche-Comté hasta Luxemburgo y Bruselas. El reto de organizar tales proezas logísticas año tras año dio lugar a un proverbio español aún vigente: Poner una pica en Flandes , que significa hacer lo imposible. Sirve como homenaje permanente a la marcha del duque de Alba y sus 10.000 veteranos por el Camino de España en el verano de 1567. Es un homenaje que probablemente habrían odiado.

Más información:

  • Cecil John Cadoux, Philip of Spain and the Netherlands (Estados Unidos de América: Archon Books, 1969), 64-67.
  • Geoffrey Parker, El Ejército de Flandes y el Camino Español 1567-1659: La Logística de la Victoria y la Derrota Españolas en las Guerras de los Países Bajos . Segunda edición (Cambridge: Cambridge University Press, 2004, ISBN 978-0-521-54392-7 en rústica).
  • Herbert H. Rowen, ed. The Low Countries in Early Modern Times (Nueva York: Harper and Row, Publishers, Inc., 1972), xviii.
  • Herman Van der Wee, Los Países Bajos en el Mundo Moderno Temprano , trad. Lizabeth Fackelman (Gran Bretaña: Ashgate Publishing Limited, 1993), 26.
  • Jonathan I. Israel, The Dutch Republic and the Hispanic World, 1606-1661 (Nueva York: Oxford University Press, 1989), 1-11.
  • William Gaunt, Ciudades flamencas: su historia y arte (Gran Bretaña: William Gaunt y Paul Elek Productions Limited, 1969), 103.
  • Parker, Geoffrey (2004). El ejército de Flandes y el camino español 1567-1659: la logística de la victoria y la derrota españolas en las guerras de los Países Bajos (Segunda ed. ed.). Cambridge: Prensa de la Universidad de Cambridge.
  •  Wilson, Peter H. (2009). La Guerra de los Treinta Años: la tragedia de Europa . Cambridge: Prensa de la Universidad de Harvard. ISBN  978-0-674-03634-5 .
  •  Jonathan I. Israel, The Dutch Republic and the Hispanic World, 1606–1661 (Nueva York: Oxford University Press, 1989), 1–11.
  • Herman Van der Wee, Los Países Bajos en el Mundo Moderno Temprano , trad. Lizabeth Fackelman (Gran Bretaña: Ashgate Publishing Limited, 1993), 26.
  • Herbert H. Rowen, ed. The Low Countries in Early Modern Times (Nueva York: Harper and Row, Publishers, Inc., 1972), xviii.
  •  William Gaunt, Ciudades flamencas: su historia y arte (Gran Bretaña: William Gaunt y Paul Elek Productions Limited, 1969), 103; Parker, págs. 51–57.
  • Álex Claramunt. El Camino español. Cuatro siglos y medio de proeza logística. Despertaferro ediciones.

COMENTARIOS

Nombre

actualidad,478,agenda,9,agricultura,27,alzheimer,27,animales,57,arqueologia,38,astronomia,69,audiovisual,24,autismo,11,biodiversidad,7,biotecnología,1,cancer,91,ciencia,220,covid-19,69,cultura,99,deal,63,deportes,118,diabetes,33,economia_empleo,38,economia_negocios,213,economia_sociales,26,economia_vivienda,48,elecciones_partidos,1,elecciones2023,3,elecciones2023_alcala,1,elecciones2023_torrejon,1,empleo,13,energia,436,enigmas,77,esclerosis,4,esnoticia,1346,esnoticia_alcala,284,esnoticia_coslada,106,esnoticia_guadalajara,154,esnoticia_madrid,601,esnoticia_sanfernando,77,esnoticia_torrejon,123,esnoticia_villalbilla,12,europa,2,eventos,23,exposiciones,17,FITUR_2023,18,gastronomia,10,historia,84,historias,90,inmunoterapia,19,inteligencia artificial,34,libros,57,medioambiente,157,mitosyleyendas,26,motor,332,motor_electricos,83,motor_hibridos,41,motor_innovacion,48,motor_mercado,88,motor_noticias,88,musica,10,naturaleza,85,nutricion,82,nutrición,3,opinión,94,parkinson,5,permanente,1,personajes,41,plantas,27,poesia,17,prime,40,robótica,11,salud,347,teatro,17,tecnologia,135,tradiciones,40,turismo,145,vidasaludable,74,video,16,
ltr
item
La Crónica del Henares: HISTORIA. El "Camino Español", una proeza logística en la guerra con los holandeses
HISTORIA. El "Camino Español", una proeza logística en la guerra con los holandeses
El Camino Español
https://blogger.googleusercontent.com/img/a/AVvXsEgoVac-2KwSM8nFW6ySfWK9DP31CwAfxseHBzNpnrg_Vfn7rECEiKjnmD2CHUn1Aq6z5tb52Kh32CrK-jS8hIr1FXZOu4qI4QGS4fmytTY83PIT1-XgJdobdoN1di-QIS2RbtN9i8eeoLsM1ahPygMY8CmOlYHf1IkWhwIT-9rtIoacjQMJW08tfnkM=s320
https://blogger.googleusercontent.com/img/a/AVvXsEgoVac-2KwSM8nFW6ySfWK9DP31CwAfxseHBzNpnrg_Vfn7rECEiKjnmD2CHUn1Aq6z5tb52Kh32CrK-jS8hIr1FXZOu4qI4QGS4fmytTY83PIT1-XgJdobdoN1di-QIS2RbtN9i8eeoLsM1ahPygMY8CmOlYHf1IkWhwIT-9rtIoacjQMJW08tfnkM=s72-c
La Crónica del Henares
https://www.cronicadelhenares.com/2022/09/historia-el-camino-espanol-una-proeza.html
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/2022/09/historia-el-camino-espanol-una-proeza.html
true
5995595061750506997
UTF-8
Cargar todos los posts No se encuentra Ver todo Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Relacionados Etiqueta ARCHIVO BUSCAR Todos los posts No se encuentra INICIO Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto hace $$1$$ minutos hace 1 hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Siguen THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Tabla de contenidos