ENIGMAS. Harappa, la antigua civilización del valle del indo

  Imagen de Mohenjo-daro. En primer plano se puede apreciar la parte central de la ciudad y la gran piscina que, con toda probabilidad, juga...

 

Imagen de Mohenjo-daro. En primer plano se puede apreciar la parte central de la ciudad y la gran piscina que, con toda probabilidad, jugaba un papel ritual en relación al agua. Al fondo, una estructura circular que es un estupa budista construida siglos después. Foto: Marco Madella/ModAgrO

La civilización del valle del Indo fue una entidad cultural y política que floreció en la región norte del subcontinente indio entre c. 7000 - c. 600 a. Su nombre moderno deriva de su ubicación en el valle del río Indo, pero también se le conoce comúnmente como la Civilización Indo - Sarasvati y la Civilización Harappa. 

Harappa estuvo ocupada entre 3800 y 1500 a. C. y, de hecho, todavía lo está: la ciudad moderna de Harappa está construida sobre algunas de sus ruinas. En su apogeo, cubría un área de al menos 250 acres (100 hectáreas) y puede haber sido aproximadamente el doble, dado que gran parte del sitio ha sido enterrado por las inundaciones aluviales del río Ravi. Los restos estructurales intactos incluyen los de una ciudadela/fortaleza, un enorme edificio monumental que alguna vez se llamó el granero y al menos tres cementerios. Muchos de los ladrillos de adobe fueron sustraídos en la antigüedad de importantes restos arquitectónicos.

Estas últimas designaciones provienen del río Sarasvati mencionado en las fuentes védicas, que fluía junto al río Indo, y la antigua ciudad de Harappa en la región, la primera encontrada en la era moderna. Ninguno de estos nombres deriva de ningún texto antiguo porque, aunque los eruditos generalmente creen que la gente de esta civilización desarrolló un sistema de escritura (conocido como Indus Script o Harappan Script ), aún no ha sido descifrado.

Las tres designaciones son construcciones modernas, y nada se sabe definitivamente sobre el origen, desarrollo, declive y caída de la civilización. Aun así, la arqueología moderna ha establecido una probable cronología y periodización:

Pre-Harappan - c. 7000 - c. 5500 a.

Harappán temprano - c. 5500 - 2800 a.

Harappán maduro - c. 2800 - c. 1900 a.

Harappán tardío - c. 1900 - c. 1500 a.

Post Harappan - c. 1500 - c. 600 a.

Una de las primeras sociedades urbanas que surgieron y prosperaron en nuestro planeta ha sido, sin lugar a dudas, la civilización que se desarrolló en el valle del Indo entre los años 2600 y 1900 a.C. En ese período, el valle del Indo se encontraba habitado por un conjunto de diversos grupos culturales que vivían juntos en grandes centros urbanos regionales como Harappa (en el Punjab), Mohenjo-daro (en la región de Sindh) o Dholavira (en Kutch/Gujarat). 

Se trataba de auténticas metrópolis que podían albergar poblaciones de entre 30.000 y 60.000 personas y que estaban conectadas, a través de una desarrollada red de comunicaciones, con las comunidades agrícolas y las distantes regiones donde se podían obtener los recursos más buscados. La civilización del Indo desarrolló asimismo un complejo sistema de escritura que todavía no ha podido ser descifrado, y que ha dejado su ejemplo más interesante en los sellos grabados que eran, en parte, utilizados para poder identificar a los mercaderes (o a los gremios) durante los diversos intercambios comerciales.

La civilización del valle del Indo ahora se compara a menudo con las culturas mucho más famosas de Egipto y Mesopotamia, pero este es un desarrollo bastante reciente. El descubrimiento de Harappa en 1829 EC fue el primer indicio de que existió una civilización de este tipo en la India , y en ese momento, los jeroglíficos egipcios habían sido descifrados, los sitios egipcios y mesopotámicos excavados y la escritura cuneiforme pronto sería traducido por el erudito George Smith (l. 1840-1876 CE). Las excavaciones arqueológicas de la Civilización del Valle del Indo, por lo tanto, tuvieron un comienzo significativamente tardío comparativamente, y ahora se piensa que muchos de los logros y "primeros" atribuidos a Egipto y Mesopotamia pueden pertenecer en realidad a la gente de la Civilización del Valle del Indo.

Con el objetivo de descubrir los secretos de esta antigua civilización se ha desarrollado ModAgrO, un proyecto que pretende estudiar las dinámicas ambientales, sociales y económicas (especialmente agrarias) que llevaron a los antiguos grupos agropastorales y a las pequeñas aldeas agrícolas del IV milenio a.C. del valle del Indo a consolidarse como una importante y sofisticada civilización urbana. ModAgrO es un proyecto internacional dirigido por Marco Madella y Tasleem Abro, y está formado por investigadores de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y de la Universidad Shah Abdul Latif de la provincia del Sindh, en Pakistán.

Las dos ciudades excavadas más conocidas de esta cultura son Harappa y Mohenjo-daro (ubicadas en el actual Pakistán), las cuales se cree que alguna vez tuvieron poblaciones de entre 40,000 y 50,000 personas, lo cual es sorprendente cuando uno se da cuenta de que la mayoría Las ciudades antiguas tenían un promedio de 10.000 personas viviendo en ellas. Se cree que la población total de la civilización superaba los 5 millones, y su territorio se extendía a lo largo de 900 millas (1500 km) a lo largo de las orillas del río Indo y luego en todas direcciones hacia el exterior. Se han encontrado sitios de la Civilización del Valle del Indo cerca de la frontera de Nepal, en Afganistán, en las costas de la India y alrededor de Delhi, por nombrar solo algunos lugares.

Entre c. 1900 - c. 1500 a. C., la civilización comenzó a declinar por razones desconocidas. A principios del siglo XX EC, se pensó que esto había sido causado por una invasión de pueblos de piel clara del norte conocidos como arios que conquistaron a un pueblo de piel oscura definido por los eruditos occidentales como dravidianos. Esta afirmación, conocida como la Teoría de la Invasión Aria , ha sido desacreditada. Ahora se cree que los arios, cuya etnia está asociada con los persas iraníes, emigraron pacíficamente a la región y mezclaron su cultura con la de los pueblos indígenas, mientras que ahora se entiende que el término dravidiano se refiere a cualquier persona, de cualquier etnia, que hable una de las lenguas dravidianas.

Se desconoce por qué la civilización del valle del Indo declinó y cayó, pero los estudiosos creen que puede haber tenido que ver con el cambio climático, la desecación del río Sarasvati, una alteración en la ruta del monzón que regaba los cultivos, la superpoblación de las ciudades, un disminución del comercio con Egipto y Mesopotamia, o una combinación de cualquiera de los anteriores. En la actualidad, las excavaciones continúan en muchos de los sitios encontrados hasta ahora y algún descubrimiento futuro puede proporcionar más información sobre la historia y el declive de la cultura.

Descubrimiento y excavación temprana

Los símbolos e inscripciones en los artefactos de la gente de la Civilización del Valle del Indo, que han sido interpretados por algunos eruditos como un sistema de escritura, permanecen sin descifrar y, por lo tanto, los arqueólogos generalmente evitan definir un origen para la cultura, ya que cualquier intento sería especulativo. Todo lo que se puede saber de la civilización hasta la fecha proviene de la evidencia física excavada en varios sitios. La historia de la Civilización del Valle del Indo, por lo tanto, se presenta mejor con el descubrimiento de sus ruinas en el siglo XIX EC.

James Lewis (más conocido como Charles Masson, l. 1800-1853 CE) era un soldado británico que servía en la artillería del Ejército de la Compañía de las Indias Orientales cuando, en 1827 CE, desertó con otro soldado. Para evitar ser detectado por las autoridades, cambió su nombre a Charles Masson y se embarcó en una serie de viajes por toda la India. Masson era un ávido numismático ( coleccionista de monedas ) que estaba especialmente interesado en las monedas antiguas y, siguiendo varias pistas, terminó excavando sitios antiguos por su cuenta. Uno de estos sitios fue Harappa, que encontró en 1829 CE. Parece haber abandonado el sitio con bastante rapidez, después de registrarlo en sus notas pero, al no tener conocimiento de quién podría haber construido la ciudad, se lo atribuyó erróneamente a Alejandro Magno durante sus campañas en la India c. 326 a.

Mapa de la civilización del valle del Indo, fase madura de Harappa

Cuando Masson regresó a Gran Bretaña después de sus aventuras (y de alguna manera se le perdonó su deserción), publicó su libro Narrativa de varios viajes en Baluchistán, Afganistán y el Punjab en 1842 EC, que atrajo la atención de las autoridades británicas en India y, especialmente, Sir Alexander Cunningham (l. 1814-1893 EC), un ingeniero británico en el país apasionado por la historia antigua, y que fundó Archaeological Survey of India (ASI) en 1861 EC, una organización dedicada a mantener un nivel profesional de excavación y preservación. de sitios históricos. Cunningham comenzó las excavaciones del sitio y publicó su interpretación en 1875 CE (en la que identificó y nombró la escritura del Indo), pero esto estaba incompleto y carecía de definición porque Harappa permaneció aislado sin conexión con ninguna civilización pasada conocida que pudiera haberlo construido.

En Bhando Qubo han salido a la luz áreas domésticas donde los habitantes realizaban sus tareas cotidianas, como por ejemplo moler grano en pequeños molinos o cocinar en ollas de terracota.

En 1904 EC, se nombró a un nuevo director de ASI, John Marshall (l. 1876-1958 EC), quien luego visitó Harappa y concluyó que el sitio representaba una civilización antigua previamente desconocida. Ordenó que el sitio fuera excavado por completo y, aproximadamente al mismo tiempo, se enteró de otro sitio a unas millas de distancia al que la gente local se refería como Mohenjo-daro ("el montículo de los muertos") debido a los huesos, tanto de animales como humanos. , encontrado allí junto con varios artefactos. Las excavaciones en Mohenjo-daro comenzaron en la temporada 1924-1925 y se reconocieron las similitudes de los dos sitios; se había descubierto la civilización del valle del Indo.

Harappa y Mohenjo-daro

Los textos hindúes conocidos como los Vedas , así como otras grandes obras de la tradición india como el Mahabharata y el Ramayana , ya eran bien conocidos por los eruditos occidentales pero no sabían qué cultura los había creado. El racismo sistémico de la época les impedía atribuir las obras al pueblo de la India, y lo mismo, en un principio, llevó a los arqueólogos a concluir que Harappa era una colonia de los sumerios de Mesopotamia o quizás un puesto de avanzada egipcio.

Sitio arqueológico de Harappa en el actual Pakistán, una de las ciudades más conocidas de la civilización del valle del Indo.

Sin embargo, Harappa no se ajustaba a la arquitectura egipcia o mesopotámica , ya que no había evidencia de templos, palacios o estructuras monumentales, ni nombres de reyes o reinas, estelas o estatuas reales. La ciudad se extendía sobre 370 acres (150 hectáreas) de pequeñas casas de ladrillo con techos planos de arcilla. Había una ciudadela, murallas, las calles estaban dispuestas en un patrón de cuadrícula que demostraba claramente un alto grado de habilidad en la planificación urbana y, al comparar los dos sitios, era evidente para los excavadores que se trataba de una cultura muy avanzada.

Las casas en ambas ciudades tenían inodoros, un sistema de alcantarillado y los accesorios a ambos lados de las calles formaban parte de un elaborado sistema de drenaje, que era incluso más avanzado que el de los primeros romanos. En los techos de algunos edificios se colocaron dispositivos conocidos en Persia como "captadores de viento" que proporcionaban aire acondicionado para el hogar o la oficina administrativa y, en Mohenjo-Daro, había un gran baño público, rodeado por un patio, con escalones que bajaban hacia el interior. 

En Taloor Je Bhitt se descubrieron varias plataformas construidas con ladrillos de barro que permitían crear amplios espacios abiertos dedicados a la producción de cuentas de esteatita.

A medida que se desenterraron otros sitios, salió a la luz el mismo grado de sofisticación y habilidad, así como la comprensión de que todas estas ciudades habían sido planificadas previamente. A diferencia de las de otras culturas que generalmente se desarrollaron a partir de comunidades rurales más pequeñas, las ciudades de la Civilización del Valle del Indo habían sido pensadas, un sitio elegido y construido a propósito antes de la habitación completa. Además, todos exhibieron conformidad con una visión única que sugería además un gobierno central fuerte con una burocracia eficiente que pudiera planificar, financiar y construir tales ciudades. 

Las excavaciones en ambos sitios continuaron entre 1944 y 1948 CE bajo la dirección del arqueólogo británico Sir Mortimer Wheeler (l. 1890-1976 CE), cuya ideología racista le dificultaba aceptar que las personas de piel oscura habían construido las ciudades. Aun así, logró establecer la estratigrafía de Harappa y sentar las bases para la posterior periodización de la Civilización del Valle del Indo.

Mohenjo-daro es una de las ciudades más conocidas de la civilización del valle del Indo . En la ciudad había un gran baño público, rodeado por un patio, con escalones que conducían a él.

También Taloor Je Bhitt ofrece a los investigadores elementos que proporcionan valiosa información sobre la vida diaria de sus habitantes, como por ejemplo sobre su alimentación. Los hallazgos sugieren que un ingrediente de la cocina local eran las tortugas de agua y diferentes tipos de pescado, que se podían pescar en el río o en los pequeños lagos que todavía se encuentran entre las dunas del desierto. La gente que poblaba Taloor Je Bhitt también cultivaba mijo y cebada, que en parte molían para producir panecillos similares a tortillas que después se cocinaban en platos de terracota calentados al fuego de los hogares.

Cronología

El trabajo de Wheeler proporcionó a los arqueólogos los medios para reconocer fechas aproximadas desde los cimientos de la civilización hasta su declive y caída. La cronología se basa principalmente, como se señaló, en la evidencia física de los sitios de Harappa, pero también en el conocimiento de sus contactos comerciales con Egipto y Mesopotamia. El lapislázuli, por nombrar solo un producto, era inmensamente popular en ambas culturas y, aunque los eruditos sabían que provenía de la India, no sabían exactamente de dónde hasta que se descubrió la Civilización del Valle del Indo. Aunque esta piedra semipreciosa continuaría siendo importada después de la caída de la Civilización del Valle del Indo, está claro que, inicialmente, parte de la exportación provino de esta región.

- Pre-Harappa - c. 7000 - c. 5500 a. C .: el período neolítico se ejemplifica mejor en sitios como Mehrgarh, que muestra evidencia de desarrollo agrícola, domesticación de plantas y animales, y producción de herramientas y cerámica.

- Harappa temprano - c. 5500-2800 a. C .: Comercio firmemente establecido con Egipto, Mesopotamia y posiblemente China . Puertos, muelles y almacenes construidos cerca de cursos de agua por comunidades que viven en pequeños pueblos.

- Harappa maduro - c. 2800 - c. 1900 aC : Construcción de las grandes ciudades y urbanización generalizada . Harappa y Mohenjo-daro están floreciendo c. 2600 a. Otras ciudades, como Ganeriwala, Lothal y Dholavira, se construyen de acuerdo con los mismos modelos y este desarrollo de la tierra continúa con la construcción de cientos de otras ciudades hasta que hay más de 1000 de ellas por toda la tierra en todas las direcciones.

- Harappa tardío - c. 1900 - c. 1500 a. C .: Decadencia de la civilización que coincide con una ola de migración del pueblo ario desde el norte, muy probablemente la meseta iraní. La evidencia física sugiere un cambio climático que causó inundaciones, sequías y hambrunas. También se ha sugerido como causa contribuyente la pérdida de relaciones comerciales con Egipto y Mesopotamia.

- Post Harappa - c. 1500 - c. 600 a. C .: las ciudades son abandonadas y la gente se ha mudado al sur. La civilización ya ha caído cuando Ciro II (el Grande, rc 550-530 a. C.) invade la India en 530 a.

Diversas cuentas descubiertas en los yacimientos de Bhando Qubo y Taloor Je Bhitt. Foto: Marco Madella/ModAgrO. Montaje: Marta Cantos-Historia National Geographic

Aspectos de la cultura

La gente parece haber sido principalmente artesanos, agricultores y comerciantes. No hay evidencia de un ejército permanente, ni palacios, ni templos. Se cree que el Gran Baño de Mohenjo-daro se usó para ritos rituales de purificación relacionados con creencias religiosas, pero esto es una conjetura; fácilmente podría haber sido una piscina pública para la recreación. Cada ciudad parece haber tenido su propio gobernador pero, se especula, debe haber alguna forma de gobierno centralizado para lograr la uniformidad de las ciudades. 

Las herramientas, los utensilios y los materiales de Harappa confirman esta impresión de uniformidad. No familiarizados con el hierro, que no se conocía en ninguna parte en el tercer milenio antes de Cristo, los habitantes de Harappa cortaron, rasparon, biselaron y taladraron con 'competencia sin esfuerzo' utilizando un kit estandarizado de herramientas hechas de sílex, una especie de cuarzo, o de cobre y bronce . Estos últimos, junto con el oro y la plata , eran los únicos metales disponibles. También se utilizaron para moldear vasijas y estatuillas y para fabricar una variedad de cuchillos, anzuelos, puntas de flecha, sierras, cinceles, hoces, alfileres y brazaletes.

Entre los miles de artefactos descubiertos en los diversos sitios se encuentran pequeños sellos de esteatita de poco más de una pulgada (3 cm) de diámetro que los arqueólogos interpretan como utilizados para la identificación personal en el comercio. Al igual que los sellos cilíndricos de Mesopotamia, se cree que estos sellos se utilizaron para firmar contratos, autorizar ventas de tierras y autenticar el punto de origen, el envío y la recepción de mercancías en el comercio a larga distancia.

Un sello de unicornio con Indus Script (antigua escritura indú) , c. 2700-2000 a.

La gente había desarrollado la rueda, los carros tirados por ganado, los botes de fondo plano lo suficientemente anchos para transportar mercancías comerciales, y es posible que también hayan desarrollado la vela. En agricultura , entendieron y utilizaron técnicas de riego y acequias, diversos aperos de labranza, y establecieron diferentes áreas para el pastoreo de ganado y cultivos. Es posible que se hayan observado rituales de fertilidad para una cosecha completa, así como embarazos de mujeres , como lo demuestran varias figurillas, amuletos y estatuillas en forma femenina. Se cree que la gente pudo haber adorado a una deidad de la Diosa Madre y, posiblemente, a un consorte masculino representado como una figura con cuernos en compañía de animales salvajes. Sin embargo, se desconocen las creencias religiosas de la cultura y cualquier sugerencia debe ser especulativa.

Su nivel de habilidad artística es evidente a través de numerosos hallazgos de estatuas, sellos de esteatita, cerámica y joyería. La obra de arte más famosa es la estatuilla de bronce, de 4 pulgadas (10 cm) de altura, conocida como "Dancing Girl" que se encuentra en Mohenjo-Daro en 1926 CE. La pieza muestra a una adolescente, con la mano derecha en la cadera y la izquierda en la rodilla, con la barbilla levantada como si evaluara las afirmaciones de un pretendiente. Una pieza igualmente impresionante es una figura de esteatita, de 6 pulgadas (17 cm) de altura, conocida como el Rey Sacerdote, que representa a un hombre barbudo que lleva un tocado y un brazalete ornamental.

Réplica de 'Dancing Girl' de Mohenjo-daro en Chhatrapati Shivaji Maharaj Vastu Sangrahalaya en Mumbai, India.

Un aspecto particularmente interesante de la obra de arte es la aparición de lo que parece ser un unicornio en más del 60 por ciento de los sellos personales. Hay muchas imágenes diferentes en estos sellos pero, como señala Keay, el unicornio aparece en "1156 sellos y sellos de un total de 1755 encontrados en sitios maduros de Harappa". También señala que los sellos, independientemente de la imagen que aparezca en ellos, también tienen marcas que se han interpretado como escritura del Indo, lo que sugiere que la "escritura" transmite un significado diferente al de la imagen. El “unicornio” posiblemente podría haber representado la familia, el clan, la ciudad o la afiliación política de un individuo y la información personal del “escritor”.

Decadencia y teoría de la invasión aria

Así como no hay una respuesta definitiva a la pregunta de qué eran los sellos, qué representaba el “unicornio” o cómo la gente veneraba a sus dioses, no hay ninguna de por qué la cultura declinó y cayó. Entre c. 1900 - c. 1500 a. C., las ciudades fueron abandonadas constantemente y la gente se mudó al sur. Como se ha señalado, hay una serie de teorías al respecto, pero ninguna es completamente satisfactoria. Según uno, el río Gaggar-Hakra, que se identifica con el río Sarasvati en los textos védicos y que corría junto al río Indo, se secó c. 1900 a. C., lo que requirió una importante reubicación de las personas que dependían de él. La sedimentación significativa en sitios como Mohenjo-Daro sugiere inundaciones importantes que se dan como otra causa.

Estatua del rey sacerdote, civilización del valle del Indo . La estatua mide 17,5 cm de alto y está tallada en esteatita, también conocida como esteatita. Fue encontrado en Mohenjo-Daro en 1927 CE. Está en exhibición en el Museo Nacional, Karachi, Pakistán

Otra posibilidad es una caída en los bienes comerciales necesarios. Tanto Mesopotamia como Egipto estaban experimentando problemas durante este mismo tiempo, lo que podría haber resultado en una interrupción significativa del comercio. El período tardío de Harappa se corresponde aproximadamente con la Edad del Bronce Medio en Mesopotamia (2119-1700 a. C.) durante la cual los sumerios, los principales socios comerciales de la gente del valle del Indo, se dedicaron a expulsar a los invasores gutianos y, entre c. 1792-1750 a. C., el rey babilónico Hammurabi estaba conquistando sus ciudades-estado mientras consolidaba su imperio . En Egipto, el período corresponde a la última parte del Reino Medio .(2040-1782 a. C.) cuando la débil XIII Dinastía gobernó justo antes de la llegada de los hicsos y la pérdida de poder y autoridad del gobierno central.

Sin embargo, la razón a la que se aferraron los eruditos de principios del siglo XX EC no fue ninguna de estas sino la afirmación de que la gente del valle del Indo había sido conquistada y empujada hacia el sur por una invasión de una raza superior de arios de piel clara.

Teoría de la invasión aria

Los eruditos occidentales habían estado traduciendo e interpretando la literatura védica de la India durante más de 200 años cuando Wheeler estaba excavando los sitios y, en ese momento, desarrollaron la teoría de que el subcontinente fue conquistado en algún momento por una raza de piel clara conocida como como arios que establecieron una alta cultura en toda la tierra. Esta teoría se desarrolló lentamente y, al principio, inocentemente a través de la publicación de un trabajo del filólogo anglo-galés Sir William Jones (l. 1746-1794 EC) en 1786 EC. Jones, un ávido lector de sánscrito, notó que había similitudes notables entre este y los idiomas europeos y afirmó que tenía que haber una fuente común para todos ellos; llamó a esta fuente protoindoeuropea.

Los eruditos occidentales posteriores, tratando de identificar la "fuente común" de Jones, concluyeron que una raza de piel clara del norte, en algún lugar de Europa , había conquistado las tierras del sur, especialmente la India, estableciendo una cultura y difundiendo su idioma y costumbres, aunque nada, objetivamente, apoyó esta opinión. Un escritor elitista francés llamado Joseph Arthur de Gobineau (l. 1816-1882 CE) popularizó este punto de vista en su obra Un ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas en 1855 CE y afirmó que las razas superiores, de piel clara, tenían "sangre aria" y estaban naturalmente dispuestos a gobernar sobre razas menores.

El libro de Gobineau fue admirado por el compositor alemán Richard Wagner (l. 1813-1883 CE) cuyo yerno nacido en Gran Bretaña , Houston Stewart Chamberlain (l. 1855-1927 CE) popularizó aún más estos puntos de vista en su trabajo que eventualmente influiría Adolf Hitler y el arquitecto de la ideología nazi, Alfred Rosenberg (l. 1893-1946 EC). Estos puntos de vista raciales recibieron mayor validez por un filólogo y erudito alemán que no los compartía, Max Muller (l. 1823-1900 CE), el llamado "autor" de la Teoría de la Invasión Aria que insistió, en todo su trabajo , que el ario tenía que ver con una diferencia lingüística y no tenía nada que ver con la etnicidad.

Sin embargo, apenas importaba lo que dijera Muller porque, cuando Wheeler estaba excavando los sitios en la década de 1940 EC, la gente había estado respirando estas teorías con el aire de la época durante más de 50 años. Pasarían décadas más antes de que la mayoría de los eruditos, escritores y académicos comenzaran a reconocer que 'ario' originalmente se refería a una clase de personas, sin tener nada que ver con la raza, y, en palabras del arqueólogo JP Mallory, " como designación étnica, la palabra [ario] se limita más apropiadamente a los indo-iraníes”. Los primeros iraníes se identificaron a sí mismos como arios que significan "noble" o "libre" o "civilizado" y el término continuó en uso durante más de 2000 años hasta que los racistas europeos lo corrompieron para servir a su propia agenda.

La interpretación de Wheeler de los sitios fue informada y luego validada por la teoría de la invasión aria. Los arios ya eran reconocidos como los autores de los Vedas y otras obras, pero sus fechas en la región eran demasiado tardías para respaldar la afirmación de que habían construido las impresionantes ciudades; quizás, sin embargo, los habían destruido. Wheeler era, por supuesto, tan consciente de la Teoría de la Invasión Aria como cualquier otro arqueólogo en ese momento y, a través de esta lente, interpretó lo que encontró como apoyo; al hacerlo, validó la teoría que luego ganó mayor popularidad y aceptación.

Vista de casas y calles de ladrillo y tierra apisonada de Harappa, Pakistán. atif gulzar

Conclusión

La Teoría de la Invasión Aria, aunque todavía citada y propuesta por aquellos con una agenda racista, perdió credibilidad en la década de 1960 a través del trabajo, principalmente, del arqueólogo estadounidense George F. Dales, quien revisó las interpretaciones de Wheeler, visitó los sitios y no encontró evidencia para apoyarlo. Los esqueletos que Wheeler había interpretado como moribundos de una muerte violenta en la batalla no mostraban tales signos ni las ciudades mostraban ningún daño asociado con la guerra.

Además, no hubo evidencia de ningún tipo de movilización de un gran ejército del norte ni de ninguna conquista c. 1900 a. C. en la India. Los persas, la única etnia que se identifica a sí misma como aria, eran una minoría en la meseta iraní entre c. 1900 - c. 1500 a. C. y no está en posición de montar una invasión de ningún tipo. Por lo tanto, se sugirió que la "invasión aria" probablemente fue en realidad una migración de indo-iraníes que se fusionaron pacíficamente con los pueblos indígenas de la India, se casaron y fueron asimilados a la cultura.

A medida que continúan las excavaciones de los sitios de la Civilización del Valle del Indo, más información sin duda contribuirá a una mejor comprensión de su historia y desarrollo. El reconocimiento de los grandes logros de la cultura y el alto nivel de tecnología y sofisticación ha ido saliendo a la luz cada vez más y ganando una mayor atención. El erudito Jeffrey D. Long expresa el sentimiento general, escribiendo, “hay mucha fascinación con esta civilización debido a su alto nivel de avance tecnológico”. Ya se hace referencia a la civilización del valle del Indo como una de las tres más grandes de la antigüedad junto con Egipto y Mesopotamia, y es casi seguro que futuras excavaciones elevarán su posición aún más.

Para saber más:

Arendt, H. Los orígenes del totalitarismo. Harcourt, Brace & Company, 1975.

Avari, B. India: El pasado antiguo: una historia del subcontinente indio. Routledge, 2016.

Farrokh, K. Sombras en el desierto. Editorial Osprey, 2009.

Keay, J. India: una historia. Prensa de la arboleda, 2010.

Koller, JM Filosofías asiáticas. Prentice Hall, 2007.

Kriwaczek, P. Babilonia: Mesopotamia y el nacimiento de la civilización. Grifo de San Martín, 2012.

Kulke, H. y Rothermund, D. Una historia de la India. Libros Barnes & Noble, 1995.

Long, JD Diccionario histórico del hinduismo. Editorial Rowman & Littlefield, 2010.

Olmstead, AT Historia del Imperio Persa. Prensa de la Universidad de Chicago, 2000.

Shaw, I. La historia de Oxford del antiguo Egipto. Prensa de la Universidad de Oxford, 2004.

Danino, Miguel. "Arios y la civilización del Indo: evidencia arqueológica, esquelética y molecular". Un compañero del sur de Asia en el pasado . Eds. Schug, Gwen Robbins y Subhash R. Walimbe. Malden, Massachusetts: Wiley Blackwell, 2016. 

Kenoyer, J. Mark, T. Douglas Price y James H. Burton. Un nuevo enfoque para rastrear las conexiones entre el valle del Indo y Mesopotamia: resultados iniciales de los análisis de isótopos de estroncio de Harappa y Ur " . Journal of Archaeological Science 40.5 (2013): 2286-97. 

Khan, Aurangzeb y Carsten Lemmen. Ladrillos y urbanismo en el ascenso y declive del valle del Indo ". Historia y Filosofía de la Física (física.hist-ph) arXiv:1303.1426v1 (2013). 

Lovell, Nancy C. " Datos adicionales sobre trauma en Harappa ". Revista Internacional de Paleopatología 6 (2014): 1-4. 

Pokharia, Anil K., Jeewan Singh Kharakwal y Alka Srivastava. Evidencia arqueobotánica de mijo en el subcontinente indio con algunas observaciones sobre su papel en la civilización del Indo ". Revista de Ciencias Arqueológicas 42 (2014): 442-55. 

Robbins Schug, Gwen, et al. "¿ Un reino pacífico? Trauma y diferenciación social en Harappa ". Revista Internacional de Paleopatología 2.2–3 (2012): 136-47. 

Sarkar, Anindya, et al. Isótopo de oxígeno en bioapatitas arqueológicas de la India: implicaciones para el cambio climático y el declive de la civilización Harappa de la Edad del Bronce ". Informes científicos 6 (2016): 26555. 

Valentín, Benjamín, et al. Evidencia de patrones de migración urbana selectiva en el Gran Valle del Indo (2600-1900 a. C.): un análisis mortuorio de isótopos de plomo y estroncio ". PLoS ONE 10.4 (2015): e0123103. 

Una excelente fuente de información sobre Harappa (con muchas fotografías) proviene de la muy recomendada en Harappa.com .

COMENTARIOS

Nombre

actualidad,293,agenda,10,animales,46,arqueologia,24,astronomia,54,autismo,9,cancer,40,ciencia,137,covid-19,52,cultura,43,deal,65,deportes,73,diabetes,20,economia_empleo,16,economia_negocios,150,economia_vivienda,36,empleo,11,energia,259,enigmas,59,esnoticia,861,esnoticia_alcala,170,esnoticia_coslada,69,esnoticia_guadalajara,106,esnoticia_madrid,372,esnoticia_sanfernando,57,esnoticia_torrejon,86,esnoticia_villalbilla,9,europa,1,eventos,30,exposiciones,23,gastronomia,3,historia,62,historias,5,inmunoterapia,10,libros,29,medioambiente,88,mitosyleyendas,15,motor,226,motor_electricos,61,motor_hibridos,26,motor_innovacion,31,motor_mercado,53,motor_noticias,67,musica,9,naturaleza,58,nutricion,61,nutrición,3,opinión,63,permanente,1,personajes,26,plantas,24,poesia,13,prime,27,salud,233,teatro,9,tecnologia,88,tradiciones,26,turismo,98,vidasaludable,51,video,15,
ltr
item
La Crónica del Henares: ENIGMAS. Harappa, la antigua civilización del valle del indo
ENIGMAS. Harappa, la antigua civilización del valle del indo
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEjgmAlcfvxuhC-2Z7KBzHGmUM-2BdXGMmz_iaqoRmrQz5SouNqICJgkcuHqscfPWDvMcQW0F-i2eyDd1w8DXpf-Musn13J7i2e-xDMQLWHxqCsqPNest04WLTbXgrL3Hx0RaRB_uIf_fCDDXuRZfB6Pm6-a1E7rU-wQ2vJeRG-0vfkdnNHIn21VZbI1Aw/s320/Sin%20t%C3%ADtulo-1.jpg
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEjgmAlcfvxuhC-2Z7KBzHGmUM-2BdXGMmz_iaqoRmrQz5SouNqICJgkcuHqscfPWDvMcQW0F-i2eyDd1w8DXpf-Musn13J7i2e-xDMQLWHxqCsqPNest04WLTbXgrL3Hx0RaRB_uIf_fCDDXuRZfB6Pm6-a1E7rU-wQ2vJeRG-0vfkdnNHIn21VZbI1Aw/s72-c/Sin%20t%C3%ADtulo-1.jpg
La Crónica del Henares
https://www.cronicadelhenares.com/2022/04/enigmas-harappa-la-antigua-civilizacion.html
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/2022/04/enigmas-harappa-la-antigua-civilizacion.html
true
5995595061750506997
UTF-8
Cargar todos los posts No se encuentra Ver todo Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Relacionados Etiqueta ARCHIVO BUSCAR Todos los posts No se encuentra INICIO Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto hace $$1$$ minutos hace 1 hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Siguen THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Tabla de contenidos