NATURALEZA. El mundo perdido de SOCOTORA

Dragos de la isla de Socotora, Yemen. El paisaje de la remota isla de Socotora tiene un aspecto tan sorprendente que casi podría pasar ...

Dragos de la isla de Socotora, Yemen.

El paisaje de la remota isla de Socotora tiene un aspecto tan sorprendente que casi podría pasar por un planeta alienígena. Su flora nativa es tan rara y única que la isla parece sacada de una película de ciencia ficción. 

21 agosto 2022.- Pero Socotora (o Socotra) es muy real, y es hogar de más de 1.000 especies únicas de fauna y 825 raras especies de flora, incluyendo variedades de plantas que llevan en la tierra más de 20 millones de años. Socotra se cuenta como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a la flora y fauna silvestres, extrañas y nativas que solo se encuentran en esta pequeña porción de la Tierra.

Socotora es un archipiélago de cuatro islas situado en el Océano Índico, a unos 250 kilómetros (155 millas) de distancia de la costa de Somalia y  a 340 kilómetros (210 millas) del Yemen. Es uno de los accidentes geográficos más aislados del mundo entre los que formaron parte de un continente en algún momento de la historia, ya que se separó del supercontinente de Gondwana hace más de 6 millones de años.

Alimoche (Neophron percnopterus), Socotra, Yemen - Socotra. Foto de Stefan Geens


Esto ha dado a la evolución tiempo suficiente como para trazar su propio curso sin influencia alguna de las especies más comunes que se encuentran en las masas de tierra continental. Es lo más que podemos acercarnos a poder ver realmente cómo podría evolucionar la vida en un mundo alienígena similar al nuestro.

El largo aislamiento geológico del archipiélago de Socotora y su clima cálido y seco se han combinado para crear un paisaje espectacular, con playas de arena blanca que se elevan hasta formar mesetas de piedra caliza repletas de cuevas, y una singular flora endémica. La isla recibió el reconocimiento mundial de la UNESCO por su 'excepcional valor universal' debido a su increíble biodiversidad: el 37% de las 825 especies de plantas de Socotora, el 90% de sus reptiles y el 95% de sus especies de caracoles de tierra no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

Árbol botella, conocido también como Rosa del Desierto, isla de Socotora. Entre uno de los árboles que tienen una historia detrás de ellos, los árboles de sangre de dragón secretan una savia de resina de color rojo que se usaba para hacer tintes rojos y que los lugareños usaban en rituales mágicos.

Una de las especies más llamativas de Socotora es un árbol singular: el drago (Dracaena cinnabari), un árbol de aspecto extraño con una copa en forma de paraguas. Las gentes de la antigüedad creían que su roja savia era sangre de dragón, razón por la que era utilizada en el pasado en la magia medieval. Esta resina del color de la sangre también era utilizada como tinte, y en nuestros días como pintura y barniz. También fueron importantes en épocas antiguas las diversas especies endémicas de áloe que habitan Socotora, empleadas para usos medicinales y cosméticos.

Playa de Aomak. A lo largo de la costa sur de Socotora se extienden kilómetros de deslumbrantes dunas de arena blanca, como las de la playa de Aomak. Los fuertes vientos de la estación del monzón las transforman sin cesar. Foto: Michael Melford


La remota isla de Socotora, cuyo nombre se cree que proviene de una palabra sánscrita que significaría 'isla bienaventurada', es hogar de casi 50.000 habitantes, la mayoría de los cuales hablan el singular idioma socotrí, utilizado únicamente en Socotora. Los habitantes indígenas son principalmente de ascendencia árabe meridional, aunque también hay cierto número de residentes de origen somalí e indio. Varios de los linajes femeninos de la isla no se encuentran en ningún otro lugar de la tierra. 

Dragos de Socotora (Dracaena cinnabari), meseta de Diksam (Dan / Flickr).

Socotora aparece en el Periplo del mar Eritreo, una guía de navegación griega del siglo I d. C. Los registros muestran que en esa época la isla era conocida como 'Diskouridou' o 'Diosorides' por los griegos en honor al médico griego Pedanius Dioscorides. Sin embargo, los habitantes indios ya habían llamado a la isla Socotra o Suqotra, que se deriva del término sánscrito 'Dvipa Sukhadhara' que significa 'Isla de la dicha'. 

Los griegos, cuando invadieron la isla y se apoderaron del área, mantuvieron el nombre y adoptaron muchos de los otros nombres y prácticas locales. Socotra, sin embargo, ha tenido más de un nombre. Otra historia sobre el nombre surge del árabe con 'suq' que significa 'mercado' y 'qotra' que significa 'gotear incienso'. Dado que los habitantes de Suqotra comerciaban más en este campo, es posible que el nombre se derivara de eso.

Adenium obesum sokotranum. La rosa del desierto debe su nombre a sus flores, aunque la planta no está relacionada con las rosas cultivadas. Los pastores atan tiras de la corteza venenosa de este árbol alrededor del cuello de los cabritos para protegerlos de los felinos silvestres. Foto: Mark W. Moffett


El reciente descubrimiento de varios textos en diferentes idiomas, entre ellos una tablilla de madera de Palmira datada en el siglo III d. C., indica los orígenes diversos de aquellos que utilizaron Socotora como base comercial en la antigüedad. 

Aparte de dos carreteras recientemente construidas en este remoto pedazo de tierra, el paisaje de la “isla perdida” de Socotora sigue ofreciendo un aspecto similar al que presentaba hace millones de años.

Vista de la isla yemení de Socotora

La charla de las leyendas
Si bien no hay leyendas sobre la formación de Socotra, ha sido materia de muchas leyendas. La flora y la fauna sorprendentes, extrañas y únicas eran asombrosas incluso en los días más antiguos y, entre las muchas historias al respecto, las siguientes son populares:

El área ha sido influenciada por las creencias míticas populares de muchos lugares, y la gente suele añadir historias de genios o djinns que viven en los desiertos, los curanderos que pueden hablar con plantas y animales, y la existencia del Fénix que opta por anidar en los árboles de sangre de dragón en la isla. Los griegos creían que la flora y la fauna únicas eran un regalo de los dioses y estaban destinadas a que las utilizaran. El incienso, el aloe y otras hierbas se encontraban fácilmente y eran tan reverenciados por ellos como lo fueron por los socotrans originales antes que ellos.

Las condiciones climáticas inciertas también se asociaron con mitos. Marco Polo, el viajero de fama mundial, acusó a los lugareños de Socotra de poseer habilidades sobrenaturales que controlaban el clima y lo doblegaban a sus caprichos. Al no tener leyendas propias, Socotra se convirtió en parte de muchas leyendas y mitos de muchas culturas que entraron en contacto con este hermoso lugar y no podían explicar qué o por qué la isla es tan diversa y única como lo es.

Árboles en forma de botella. Foto: Rod Waddington

El variado litoral de Socotora comprende playas de arena, zonas rocosas, llanuras mareales fangosas y arrecifes coralinos vivos y fósiles. Los recursos marinos siguen siendo vitales: muchos isleños viven de la pesca, al menos durante una buena parte del año. 

Egipcios, griegos y romanos explotaron los tesoros de la naturaleza socotorí: resinas aromáticas como el incienso, extracto medicinal de áloe y la savia bermellona del drago, usada como remedio medicinal y como pigmento pictórico. Los aventureros llegaban a la isla decididos a cosechar sus riquezas, a despecho de las leyendas según las cuales estaba custodiada por las serpientes gigantes de sus cuevas. La reina de Saba, Alejandro Magno y Marco Polo se cuentan entre quienes codiciaron las riquezas de Socotora.

Socotrapotamon socotrensis. El cangrejo de agua dulce Socotrapotamon socotrensis es endémico de la isla. Sin peces nativos que compitan con él, este crustáceo depredador está en la cúspide de la cadena trófica acuática. Mishhahir. Llamada mishhahir en socotorí, esta suculenta ha servido a los isleños de alimento de emergencia en épocas de hambruna. Sus flores ponen un toque de color en la caliza gris de la zona de Firmihin. Foto: Mark W. Moffett


El incienso y el drago sangre de dragón se cotizaban al alza en la época del Imperio romano. Después, la isla quedó prácticamente reducida a mera escala comercial, y pasó siglos en relativo aislamiento cultural. Los socotoríes vi­­vieron generación tras generación como habían hecho sus antepasados: los beduinos de las montañas pastoreando cabras, los habitantes de la costa dedicados a la pesca, y unos y otros cultivando dátiles. La historia de la isla se transmitía en poemas recitados en la lengua vernácula. Aparte de su ubicación estratégica, Socotora simplemente carecía de interés para el resto del mundo. Pero eso ha cambiado.

Un uadi, o arroyo estacional, serpentea entre los riscos de las montañas de Haggeher en dirección al mar. Aunque la mayor parte del granito de estas montañas es de color rojizo, los líquenes que lo cubren hacen que parezca blanco. Foto: Mark W. Moffett


En los albores del siglo XX los investigadores demostraron que, pese a medir apenas 135 por 45 kilómetros, la isla tropical se cuenta entre los centros de biodiversidad más importantes del mundo, ya que presenta unas combinaciones de elementos de África, Asia y Europa que todavía hoy intrigan a los biólogos. El número de especies de plantas endémicas por kilómetro cuadrado en Socotora y tres islas menores ocupa el cuarto puesto en la lista de archipiélagos de la Tierra, después de las Seychelles, Nueva Caledonia y Hawai. Las montañas de Haggeher, los picos gra­níticos que se yerguen casi 1.500 metros en el centro de la isla, probablemente alberguen la mayor densidad de flora endémica del Sudoeste Asiático. Hasta el último paisaje socotorí, desde las tórridas y secas tierras bajas hasta los montes envueltos en brumas, revela maravillas únicas.

Árbol del incienso en Homlil, un área protegida del extremo oriental de Socotora. En la Antigüedad la resina del árbol del incienso era muy apreciada por su intenso aroma, y en los funerales y otras ceremonias se quemaban vastas cantidades.  Los crotones (derecha) son habitualmente arbustos de gran altura, pero este ejemplar procumbente debe su forma a los vientos sostenidos de más de 30 kilómetros por hora que azotan este acantilado de la costa sudoccidental de Socotora. Foto: Mark W. Moffett


Aquí muchas plantas dependen de las nieblas para obtener agua. Algunos de los endemismos más raros crecen en riscos del interior y en acantilados de la costa, donde absorben la humedad que se acumula cuando la niebla se condensa en la piedra. Las ramas viradas hacia arriba del san­gre de dragón son de hecho una adaptación evo­lutiva para obtener la preciada humedad de la bruma aérea, solo que esta es cada vez más escasa. Si el cambio climático es el responsable de que el drago y otras especies no se regeneren, quizá no exista una solución a corto plazo. Mientras tanto, Lisa y otros conservacionistas se preocupan en igual medida de otras amenazas causadas por los humanos a la biodiversidad socotorí.

Más de 600 poblados, en la mayoría de los casos una simple concentración de viviendas de una familia extensa, salpican Socotora, cada uno con su muqaddam, o anciano venerable. Con el paso de los siglos los lugareños han desarrollado métodos prácticos de pastoreo, recogida de leña y resolución de conflictos territoriales entre clanes, utilización de los recursos hídricos y asuntos similares. A diferencia de sus compatriotas del Yemen continental, donde las enemistades violentas y las disputas tribales están desde siempre a la orden del día y muchos hombres llevan pistola y jambiya -la daga ceremonial- como si fuese lo más normal del mundo, los socotoríes tienen a sus espaldas una historia de conflictos resueltos pacíficamente en asambleas con poblados vecinos. Preservar los recursos era la única manera de sobrevivir en un medio insular y des­piadado, y tuvo el efecto secundario de proteger la extraordinaria biodiversidad de Socotora.



COMENTARIOS

Nombre

actualidad,476,agenda,1,agricultura,25,alzheimer,24,animales,56,arqueologia,38,astronomia,69,audiovisual,20,autismo,11,biodiversidad,7,biotecnología,1,cancer,91,ciencia,217,covid-19,68,cultura,80,deal,63,deportes,116,diabetes,33,economia_empleo,35,economia_negocios,212,economia_sociales,26,economia_vivienda,48,elecciones_partidos,1,elecciones2023,3,elecciones2023_alcala,1,elecciones2023_torrejon,1,empleo,12,energia,430,enigmas,76,esclerosis,4,esnoticia,1317,esnoticia_alcala,279,esnoticia_coslada,102,esnoticia_guadalajara,154,esnoticia_madrid,592,esnoticia_sanfernando,76,esnoticia_torrejon,114,esnoticia_villalbilla,11,europa,2,eventos,18,exposiciones,16,FITUR_2023,18,gastronomia,9,historia,83,historias,89,inmunoterapia,19,inteligencia artificial,33,libros,56,medioambiente,154,mitosyleyendas,26,motor,327,motor_electricos,82,motor_hibridos,39,motor_innovacion,48,motor_mercado,87,motor_noticias,87,musica,7,naturaleza,85,nutricion,81,nutrición,3,opinión,93,parkinson,5,permanente,1,personajes,41,plantas,27,poesia,17,prime,40,salud,345,teatro,13,tecnologia,133,tradiciones,40,turismo,143,vidasaludable,74,video,16,
ltr
item
La Crónica del Henares: NATURALEZA. El mundo perdido de SOCOTORA
NATURALEZA. El mundo perdido de SOCOTORA
https://4.bp.blogspot.com/-PNZoj2hSAWU/W3LuzNEsNvI/AAAAAAAAC4g/MLDRuoTfNWsr3iHSITmJF2UeldnDIdPswCLcBGAs/s400/Secretos_de_la_Naturaleza.jpg
https://4.bp.blogspot.com/-PNZoj2hSAWU/W3LuzNEsNvI/AAAAAAAAC4g/MLDRuoTfNWsr3iHSITmJF2UeldnDIdPswCLcBGAs/s72-c/Secretos_de_la_Naturaleza.jpg
La Crónica del Henares
https://www.cronicadelhenares.com/2022/08/naturaleza-el-mundo-perdido-de-socotora.html
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/
https://www.cronicadelhenares.com/2022/08/naturaleza-el-mundo-perdido-de-socotora.html
true
5995595061750506997
UTF-8
Cargar todos los posts No se encuentra Ver todo Leer más Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio Páginas Posts Ver todo Relacionados Etiqueta ARCHIVO BUSCAR Todos los posts No se encuentra INICIO Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto hace $$1$$ minutos hace 1 hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Siguen THIS PREMIUM CONTENT IS LOCKED STEP 1: Share to a social network STEP 2: Click the link on your social network Copy All Code Select All Code All codes were copied to your clipboard Can not copy the codes / texts, please press [CTRL]+[C] (or CMD+C with Mac) to copy Tabla de contenidos